¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

eledendo · Gonzalo de Berceo s.XIII

MÍMESIS DEL VUELO ... cual si fuesen insólitas en tierras desconocidas u olvidadas, áridas y yertas, por mi pecho van brotando humildísimas flores amarillas; y si de entre rojos y púrpuras, el fuego sacro surge, trasciende y brilla tras purísimos naranjas, del fulgor de amapolas y sol vivo, cojo y bebo, y asimismo del rosa-lumbre y el grana-verde del mundo, y del añil y oro, de aquél, del dulcísimo y hondo, del que es tan casto y fiel al corazón; [¿ pero debiera advertir de que al alzar el vuelo, los azules me extasían y entre violetas soy libre...?]   ... este arco iris, esta serpiente o cobra divina, este fluir poderoso, vital e incandescente, esta fuerza-energía que anega y prende, que alumbra y quema, esta hoguera deísta de hombre, esta lumbre mía y vuestra, este eximio honor, esta luz, esta miel. http://www.oriondepanthoseas.com  

Acerca de

Nombre Usuario
eledendo
Se unió el
Visitas
9
Último Activo
Roles
Registered Users

Actividad

  • MÍMESIS DEL VUELO

    ... cual si fuesen insólitas en tierras desconocidas u olvidadas, áridas y yertas,


    por mi pecho van brotando humildísimas flores amarillas;


    y si de entre rojos y púrpuras, el fuego sacro surge, trasciende y brilla tras purísimos naranjas,


    del fulgor de amapolas y sol vivo, cojo y bebo,


    y asimismo del rosa-lumbre y el grana-verde del mundo,


    y del añil y oro,


    de aquél, del dulcísimo y hondo, del que es tan casto y fiel al corazón;


    [¿ pero debiera advertir de que al alzar el vuelo, los azules me extasían y entre violetas soy libre...?]


     


    ... este arco iris,


    esta serpiente o cobra divina,


    este fluir poderoso, vital e incandescente,


    esta fuerza-energía que anega y prende, que alumbra y quema,


    esta hoguera deísta de hombre,


    esta lumbre mía y vuestra,


    este eximio honor,


    esta luz,


    esta miel.

    http://www.oriondepanthoseas.com

     


    13 de octubre
    • Bruderlin
      Bruderlin
      Riqueza de vocabulario; me gusta. Me pierdo un poco en las frases tan elaboradas, pierdo el ritmo del poema... Pero sólo es culpa de mis gustos, no del poema en sí. Saludos.
  • LEYES DEL ALMA

    ...un ser humano puede emerger de la cima y son de una montaña,
    puede echar a correr su sangre ladera abajo para ser convertida en río, en mar, en océano,
    y puede, puede transformar en panes, tanto hachas, segures y cuchillos,
    como los dientes-leznas de las quijadas del diablo;
    ... pero ¿ y la rosa...? ah, bellísima, bellísima y única, y, aun así, siempre, siempre efímera,
    aunque también es cierto que cualquier plano, brizna u orbe es efímero y bello al filo de lo eterno,
    pero nada, nada como un alma cuando instruye, asume y bebe su luz y brevedad;
    ... acudan, pues, aquí los nodos y clámides de tiempo,
    la esbeltez u oropeles de cada caz o instante,
    vanaglóriese un prez de mariposa,
    resuciten los muertos,
    agítese la llama,
    dobléguese,
    siéntase,
    vívase;
    ... un alma puede ungir los dominios del cielo y de la tierra y de la vida y de la muerte,
    o instruir su aliento - cual éter divino y sinovial - en las células vivas y sinápticas del mundo.
     
    http://www.oriondepanthoseas.com


    23 de julio
  • ANTE LA HOJA EN BLANCO - Elegía

     

     

    ... ese pánico, ese terror a la hoja o página en blanco, ya de papel, ya de ordenador, tableta o móvil,

    esa pieza íntima de alma que busca asir una hebra mítica y sublime de belleza,

    ese escalofrío inusitado con que indaga, tiembla y sufre el ser ante su secreto ser,

    ah, pensad y decidme ¿ será, será humano...?

    ... porque uno rompe y sale, intuye y busca con qué instar a un canto insigne, a una lluvia de oro,

    a un allegro de infinito y cuántico instante, o simplemente a la ley del verdor, a la del aire,

    o de pronto, y por qué no, a la eternidad imprevista, indolente y radiante, sin protección y ardiendo...;

    ¡... y nada, y nada, y nada !

    y son y cruzan en crisol - y cayendo y rodando - los instantes trágicos y tensos:

    las horas,

    los minutos,

    los segundos,

    las desolaciones,

    los desamparados brillos de acentos y vocales, desérticos y muertos,

    el ajado y desmembrado arribo de un aroma de rosas cercanas,

    la inconcreción de la vida,

    el mar oscuro,

    la extenuación álgida y extrema del dolor:

    roto un dios que fue intrépido y carnal,

    su afecto,

    su paz,

    su luz,

    su página de honor,

    su fe.

     

    http://.www.oriondepanthoseas.com

    12 de mayo


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com