¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

Contra la animación a la lectura

VulliamyVulliamy Pedro Abad s.XII
editado diciembre 2015 en Preguntas perdidas
¿Se imaginan vds. una campaña institucional de animación al sexo? ¿O a la siesta? ¿O al consumo de jamón de pata negra? Absurdo, ¿verdad? Todo (o casi todo) el mundo tiene más que claro que se trata de actividades placenteras de cuyas bondades no hay que convencer a nadie. Ahora bien, si hablamos de libros la cosa cambia. Entonces el honrado pueblo necesita que le animen, le exhorten, le espoleen… Al parecer, la lectura supone una suerte de deber cívico fastidioso pero necesario si quiere uno ser considerado un ciudadano cabal. Algo así como la antigua mili, vaya. Pues conmigo que no cuenten. Por lo que a mí respecta, la letra no tiene que entrar ni con sangre ni con vaselina. A un servidor, maldita sea, le gusta leer. Tanto como ver un partido de fútbol o beberse una botella de Rioja. Tratándose de determinados libros (y determinados Riojas), puede que incluso más. Conque desde aquí conmino al sin par gremio de los animadores, gestores y agitadores culturales a que dejen a la ciudadanía tranquila y se busquen, de una buena vez, una manera digna de ganarse la vida. Ya saben, lo que vulgarmente se conoce como un trabajo de verdad.
Siempre suyo,

V.

Comentarios

  • KeisoraKeisora Anónimo s.XI
    editado julio 2009
    Creo que tienes bastante razón. A la gente no se le puede meter los libros a la fuerza. Si desde pequeño, te enganchas a leer, es entonces cuando de verdad serás un gran lector.

    Por ejemplo, a los estudiantes nos obligan a leernos, por lo menos, tres libros cada año en el curso. El año pasado, por ejmplo, yo estaba en 4º de ESO y nuestra profesora de lengua nos mandó tres fantásticos libros que me encantaron: 'Leyendas', de Bécquer; 'Algún amor que no mate', de Dulce Chacón' y 'El cartero de Neruda', de Antonio Skármeta. A mí me encantaron los tres y eso que no eran de mi género preferido. Pues había gente que ni se los había leído. :eek: Te quedas bastante extrañado la primera vez, pero este año ha sido peor. Nos mandaron lo típico que se manda en Bachillerato: La Celestina, El Lazarillo y Fuenteovejuna. Os digo la verdad, más de la mitad de mi clase no se leyó ninguno de los tres libros...

    Por eso, aunque obliguemos a la gente a leer, no lo harán. Esta sociedad está consumida por la tecnología. Que si la Play, que si el ordenador, que si la tele... Todo son excusas para dejar de lado la lectura, que nos enriquece mucho más que una serie de televisión.

    En fin, a ver si estos 'animadores' aprenden y buscan otra cosa, porque esto es algo imposible...


    Saludos.
    Keisora
  • POLIXENAPOLIXENA Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado julio 2009
    Hola Javincy, este tema está duplicado.
    Un saludo.
  • GRECIAGRECIA Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado julio 2009
    Quizá el problema sea obligar a leer unos libros determinados. Yo tampoco leía a Werther, el Quijote o los libros de catolicismo que nos mandaban en Religión, porque no son mi estilo y, además, no son para chavales de 12 años. Recuerdo que cuando tuve delante de mí el Quijote me pregunté cuántas horas necesitaría para leer aquello; sólo de pensarlo, desestimé la idea. ¡Si yo no leía más que libros-juego del estilo Elige tu propia aventura!

    Pienso que está bien fomentar la lectura, pero siempre que eso implique poner unos libros delante de la gente y que ellos elijan.
  • SteinStein Pedro Abad s.XII
    editado julio 2009
    A lo largo de la vida, le obligan a uno a tantas cosas que, francamente, me gusta la idea de que de vez en cuando me animen a algo.
    Lecturas obligatorias, no, gracias, pero animación a la lectura, ¿por qué no?

    Ah, ya, porque la lectura es una cosa buena y agradable, y, claro, las cosas buenas y agradables no precisan de animación, incitación ni propaganda: entran por los ojos.

    Ójala fuera tan sencillo. Yo creo que por los ojos entran la televisión y la ropa bonita, pero los libros, no.

    Un libro es un ladrillo de papel, y para aprender a extraerles el jugo a esos ladrillos hace falta aprendizaje y paciencia. En primer lugar, hace falta que alguien ponga esos ladrillos a tu alcance y te explique un poco de su funcionamiento.

    Dicho todo esto muy en general. Yo no conozco a ninguna persona en particular que se dedique a esas animaciones, ni tengo idea de si suelen hacerse bien, mal o ni bien ni mal. En todo caso, en estos tiempos de escasez de empleo, no me parece buena la idea de suprimir esos puestos de trabajo. :)
  • TristánTristán Anónimo s.XI
    editado julio 2009
    Estoy bastante de acuerdo en que lo de la animación a la lectura no sirve de mucho. Muchas veces parecen solo actos de cara a la galería.

    Si se quiere fomentar la lectura se podía, por ejemplo, mejorar la bibliotecas públicas, que a mí me da la impresión que en España, o por lo menos en la Comunidad de Madrid, dejan bastante que desear en cuanto a cantidad y calidad de los fondos.

    Otra cosa es el tema de las lecturas obligadas o recomendadas en los institutos. El problema al estudiar literatura española es que las grandes obras como el Quijote o La Celestina tienen un lenguaje y una estructura un poco complicados para adolescentes. Yo hace tiempo que terminé el instituto y no sé cómo será ahora, pero en mí época solo era aprender nombres de autores y obras y leer clásicos.

    Creo que es necesario, para que [email protected] [email protected] se impliquen un poco más, incluir lecturas un poco más modernas y también incluir algo de literatura creativa, y animarlos a que escriban y sepan estructurar y redactar un texto.
  • GalufGaluf Pedro Abad s.XII
    editado julio 2009
    en primer lugar estoy en desacuerdo en contra la animacion a la lectura
    es verdad que a la gente no le gusta leer y es porque (y me incluyo) son comodos y prefieron ver la pelicula del libro a q IMAGINARSE la aventura

    de hecho por las peliculas ya sean publicitado varios libros y novelas
    pero la gente solo imagina a los actores en la pelicula y a fin de cuentas terminan por dejar la lectura

    y hablando de los fondos de publicos a bibliotecas tambien ahi q dejar en claro q muchos (aqui pasa amenudo) lo publico es igual a romperlo por cualquier motivo o en el peor de los casos sin motivo

    lo q creo yo es q al tratar de animar a la gente a leer deveria ser desviado a lo q realmente se quiere llegar q es la literatura. en mi pais q aun no nos ganan como por ejemplo Pablo Neruda, Gabriela Mistral, Isabel Ayende
    yo no se de su historia solo conosco los nombres y talves ellos no leyeron muchos libros como la gente suele creer

    todos los escritores, incluyendo hasta los q proponen eslogan para marcas o cosas asi, no solo han leido una palabra. Tambien han querido escrivir algo mas alla. almenos de mi punto de vista

    y para hacer cuento corto la publicidad a literatura deve estar enfocado en:
    -quien quiere pensar y imaginar
    -quien quiere imagina, pensar y contar a las otras personas su relato

    esos dos puntos creo q son los mas claros y sobre recomendar libros en vez de decir "se trata de juanito peña" es como decir "el final de la pelicula mataron a juanito peña"
  • OutsiderOutsider Anónimo s.XI
    editado julio 2009
    La supuesta animación a la lectura suele generar el efecto contario. Creo que tampoco cuenta con que siempre ha habido una gran masa a la que no le gustará leer, la cultura por mucho que se intenta su democratización es algo que requiere cierta actitud y cierta aptitud a mi enteder, si somos realistas y no populistas. Tampoco es necesario que todo el mundo lea. Es más, todos somos conscientes de que siempre habrá gente (entre los que me incluyo) que no entenderán de mecanica cuántica o de filosofía hindú, aunque una masa amplia lea divulgación. En la cultura libresca me parece que pasa lo mismo, algunos leen libros dificiles, otros prefieren una buena narración, muchos leen mierda y otros tantos directamente pasarán de leer. ¿Y que mas da? Lo importante es que disfruten con algo o consigan encontrarse a gusto con como son, supongo.

    Otra cosa curiosa es que en estos programas de animación a la lectura parece que quieren que leamos a la desesperada, cualquier cosa. Creo, y todo el que lea lo sabe, que eso es perjudicial. Hay libros que no aportan nada y otros que pueden aportar ideas o valores negativos si no se está preparado para su lectura. Es más, seguramente si se quisiera que más gente empezase a leer se debería estudiar que libros son adecuados para tal o cual edad e incluso para personas con tal o cuales intereses. En los institutos, por poner un ejemplo, veo perjudicial el obligar a leer unos libros y no otros (además que suelen ser peñazos de literatura española la cual es sumamente inferior a la germana o la francesa). Eso de obligar lo único que consigue es que se odie la literatura y se aleja a gente que probablemente leería de la literatura.

    En fin, es lo de siempre, demagogía de políticos que a cambio de explotarnos y alienarnos nos ponen a leer La Celestina o peñazos semajentes.
  • AuxiAuxi Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado julio 2009
    Nunca he necesitado que me animaran a leer, es mi mayor vicio y por lo "oculto o extraño" hasta más interesante.
    Por eso me pregunto: ¿Merece mayor inversión o mayor interés o me tengo que creer que es mayor cultura el CINE O EL TEATRO?
    No estoy en contra en absoluto, pero como Ex publicitaria tengo una idea de lo que se gasta en la publicidad de películas de moda y lo que se gasta en libros (00000)
    Además, colegas, para cuantos de vosotros los libros son más importantes que su coche............ Me temo que desgraciadamente un porcentaje muy alto preferís en coche, incluso siendo amantes de los libros
  • GalufGaluf Pedro Abad s.XII
    editado julio 2009
    con los dos ultimos post

    el 1ro: tienes toda la razon en la parte de que edificios educacionales basicos obliguen a leer textos de los cuales la gente no lee o solo los lee para tener una nota en tal asignatura
    en una sola frase: la vieja de castellano nos OBLIGO a leer el libro Laviejauenosobligaaleerestaporqueria
    (aunque ahi que tomar en cuenta que los programas educacional del gobierno (almenos en mi páis es asi) imponen estos en el programa del profesor)

    el 2ndo: es muy cierto lo que dices (aunque sea extremista) pero el tener un libro no quiere decir que uno lo lee.

    antes a mis 11 años cuantos libros no habian en el estante de mi sala de estar y nunca los tome. porlomenos uno o dos los cuales mis padres me obligaban a leer y incluso al tener un nuevo juguete dejaba de lado aquel libro.
    un libro es un libro, pero lo que esta escrito en el es lo que cuenta mas el lector en la forma que lo interpreto. Ademas creo yo que mas de uno a escuchado de que leer el principito cuando niño, en la adolesencia y cuando es viejo, le encuentra diferentes sentidos.
    Como me lo dijo my profesor de comunicaciones y castellano: eso no solo ocurre con ese libro y tampoco ocurre con la edad. La idea de la mayoria de los auters, escritos y sinonimos que se les puedan encotrar. Quieren que el lector le encuentre un sentido y lo lea almenos 2 veces para que le encuentre un significado distinto en su 2nda lectura
    Y para finalizar la parte de publicidad los libros siempre (porlomenos yo como consumidor) han sido publicitados como se le dice vulgarmente: "fe de voces"
  • OutsiderOutsider Anónimo s.XI
    editado agosto 2009
    Respondiendo al anterior post decir que mi queja es sobre todo contra los programas educacionales de los ministerios, al menos de mi país, y no tanto contra los profesores. Yo por suerte tuve buenos profesores de lengua y, aunque tuve que tragarme para sacar nota libros peñazo, también supieron recomendarme libeos que merecían la pena. A uno le debo el haberme adentrado en la literatura alemana con Hesse (autor muy bueno para leer cuando estás en la secundaria a mi entender) y a otra en ya una literatura más compleja como puede ser con Dostoievski.

    Si realmente lo que debería intentar la educación es que cada cual encuentre su camino o por lo menos llevarle hacia lo que mejor se le da o más le satisface, por ello para que la gente de letras consiga llegar a lo que debe ser no puedes cerrarle el camino con una barrera de libros terribles. También está lo que digo, hay otros horizontes independientes de la literatura que deben ser respetados, el fallo es creer que siempre lo nuestros es lo mejor. Conseguir que la gente ejerzca en la ciencia o el arte si es lo suyo es tan loable como que la gente lea o escriba de manera correcta.
  • Gabriela898Gabriela898 Anónimo s.XI
    editado diciembre 2009
    Creo que hay una equivocación en cuanto a lo que significa la animación a la lectura ya que esta tiene como objetivo a cercar a los niños a la lectura a los libros de manera lúdica, sin imposiciones, al contrario mostrándoles lo maravilloso que es el mundo de la imaginación.
    El objetivo es muy provechoso para el individuo ya que se desarrollan habilidades y destrezas que lo acompañaran para el resto de su vida .
  • bartonbarton Juan Boscán s.XVI
    editado diciembre 2009
    A mí me parece bien la animación a la lectura, como bien dice Stein.

    Por ejemplo:

    Si hace cinco años mi madre no me hubiera "presionado", por así decirlo, a leerme un libro de Los Cinco, ahora no sabría ni encajar un buen comentario de texto (o al menos, aceptable).

    Lo que quiero decir es que ahora agradezco, desde el más recóndito escondrijo de mi mente, a la que me animó a la literatura, porque le cogí el tranquillo y me gusta, aunque no sea buena, ¡Qué importa! Lo mejor de esto, es que ¡Da igual que seas mejor o peor, aquí no te criticarán por tus errores, simplemente te los notificarán para que los corrijas y puedas mejorar! Por eso, porque esto es libre, porque cada cual puede liberar lo que siente de la manera que prefiera, me gusta este foro.

    Si no me hubiesen "animado" a la lectura...

    Probablemente, yo estaría todavía en mi fase de depresión e insomnio.
    Pero qué cosas digo... Olvidadlo, anda.

    Sin embargo, no se puede obligar a que te guste algo, sea lo que sea. Nunca.

    Xao :D
  • epeidroepeidro Anónimo s.XI
    editado diciembre 2009
    Creo que estamos hablando de dos cosas diferentes. Por una parte, están los programas de animación lectora, los cuales se deben llevar a cabo desde que los niños están en la educación infantil, y que no son otra cosa que acercar a las personas al mundo de la literatura y darles a conocer sus placeres. Yo soy maestro en educación primaria y estoy totalmente a favor de ello, eso sí, siempre que se hagan bien y sean atractivos para los niños. De hecho, si lo pensáis, los niños y niñas de 2-3-4 años no piden a sus padres jugar a la consola, sino que les piden que les cuenten un cuento, que se lo compren... Así que se trata de una actividad innata, placentera desde la más tierna infancia. Quizá no guste el nombre "animación", ya que en esas edades están más que animados, y sería mejor llamarlo de otro modo....

    Por otra parte, está obligar a leer. En esto sí estoy totalmente en contra, ya que todos hemos pasado por ahí en nuestra época escolar y en el instituto. Yo leo porque me gusta y porque me apetece. Si empiezo un libro que no me engancha o me parece muy malo, lo dejo, simplemente, y busco otro que me atraiga más. Pero eso no te lo dejan hacer en el instituto. Por narices te lo tienes que acabar. Y, francamente, la oferta que proponen es muy buena, sin duda, pero nada adecuada para las mentes adolescentes. Yo recuerdo que con 15 años me hicieron leer "Tiempo de silencio", de Martín Santos. La dejé tres veces, sin conseguir pasar de las 20-30 primeras páginas. Menos mal, que yo era un alumno aplicado y con fuerza de voluntad seguí adelante hasta que conseguí terminarla. Con más edad la volví a leer y la considero una de las mejores novelas que he leído jamás. Pero la mente adolescente no está preparada para leer ese tipo de obras. Sin embargo, es complicado también no hacerles leer nada... Interesante debate, de difícil solución. ¿Podríamos abrir un nuevo hilo discutiendo en torno a qué libros se deberían proponer en la escuela?
  • dejedidejedi Anónimo s.XI
    editado diciembre 2009
    La animación a la lectura debería ser innecesaria en adultos y seguramente, que existan iniciativas del tipo "si tú lees, ellos leen" o regalar la suscripción durante un año a una revista para todos los jóvenes de 18, etc., no son más que indicadores de que alguien no ha hecho bien su trabajo previamente. Y ese alguien no son (somos) sólo los maestros, somos todos, es la sociedad en general la que no siente ese gusto por la lectura, y si no existe no puede transmitirse a los niños, que serán los adultos de mañana. Es todo una rueda.

    El factor "afectividad" aquí es muy importante y está muy infravalorado. Si envolvemos la lectura de ese halo de magia y de ese ambiente que todos conocemos tan bien, podemos transmitir a los niños (y a los adultos, por qué no) la magia de la literatura; si, por el contrario, lo recubrimos de aspectos negativos (obligatoriedad, "dificultad" excesiva, no adecuación a la edad, gustos y competencia lectora de cada cual), se produce el efecto contrario. ¡Y podría pasar que el libro en ambos casos fuera el mismo!, porque leer no es sólo una comunicación del libro a la persona que lee: en el acto de leer entran en juego el libro en sí, el lector, sus conocimientos previos del mundo, sus intereses y motivaciones, el ambiente, la construcción que el lector hace de lo que está leyendo... En todas las situaciones, pero aun más si hablamos de niños, si el ambiente falla y no hay motivación, no tenemos una persona predispuesta a la lectura y será muy difícil que esa lectura pueda aportarle algo.


    Leer cuentos a los niños es una actividad que ellos piden porque necesitan. El cuento tiene muchas características que son idóneas para esa edad y los ratos en que los padres leen cuentos a sus hijos están llenos de afectividad, impregnados de una emoción especial. ¿Qué pasa después? ¿Por qué no se sigue haciendo más tarde? ¿Cómo se trata la lectura en la escuela? Por lo general, hasta los 5 años la cosa va bien, si no se lee en casa, se cuentan cuentos en el colegio, sin más finalidad que la del cuento en sí. Los niños conocen cuentos, les gustan, los piden.

    Pero al llegar a la primaria empezamos a encarar la lectura únicamente hacia el aprendizaje y si se lee en clase, después hay las temidas preguntas de "comprensión lectora" (además, basadas en una comprensión superficial), y aquí ya se ha perdido toda la magia de lo que es leer, de la lectura por la lectura. Se convierte en una lectura mecanizada que sirve sólo para contestar a las preguntas, parte del engranaje nada más. Que está claro que es importante que los niños comprendan lo que leen, sí, pero igual hay motivos para plantearse si lo estamos haciendo bien.

    Para colmo, tenemos niños de 12 años que entran en la ESO por lo general con una competencia lectora pobre y sin excesivo gusto por la lectura (hablo de mayorías), ¿y qué hacemos? Les imponemos lectura, les obligamos a leer. ¡Y se hacen exámenes sobre el libro! ¡Trabajos sobre el libro! ¿Cómo les va a gustar la lectura con ese planteamiento? ¿Cómo van a apreciar la literatura y todo lo que puede hacernos sentir un libro si luego tienen que examinarse? Es absurdo. Por no hablar del peliagudo tema de la elección de las lecturas (sería un hilo muy interesante).

    En las escuelas no se "trabaja" con literatura hasta muy tarde... Intentamos inculcar a los niños una única faceta de lo que es leer (leer para aprender), ya que la lectura por placer, si existe en los colegios e institutos, está tan mal encarada que acaba por ser un encubrimiento de la anterior. Y para cuando se trabaja plenamente la literatura, su historia, sus autores, sus grandes obras, ni los alumnos están motivados ni se hace bien. Desde luego no es buena idea obligar a los adolescentes a leer, para empezar porque no suelen hacerlo, pero además porque se crea -si no existía ya- un gran efecto rebote (¿es que no tenemos en cuenta de qué edades estamos hablando?).

    Lo mismo estoy barriendo mucho para mi tejado (futura maestra no puede hablar sino de escuelas:D), perdonadme, pero es que precisamente en esto la escuela puede ofrecer lo que algunas familias no ofrecen (por el motivo que sea) y si no lo hace bien corremos el riesgo de privar a los niños del enorme placer de la lectura.

    No se trata de que todos lean las grandes obras, por supuesto cualquier persona está en el derecho de que no le guste leer (del mismo modo que a otra puede no gustarle ir al cine o a un museo); pero no es un derecho real si no se han brindado las oportunidades reales de acercamiento a la literatura. Para poder escoger debe haber diferentes opciones, y si en casa no se fomenta la lectura y en la escuela se hace de manera pésima (obligando, homogeneizando), ¿qué opciones hay ahí?

    Un saludo.
  • alvarofoxalvarofox Anónimo s.XI
    editado diciembre 2015
    Lamentablemente es un hábito que se hace. El problema de los chicos es que no le encuentran sentido a lo que leen, es decir estan informado pero no formado; tanta información o montaña de datos a los cuales se marean a la hora de elegir la fuente de referencia.
    Pero bueno... saludos,.:)
  • HeeganHeegan Anónimo s.XI
    editado diciembre 2015
    Yo creo que la cosa va sobre "la campaña de animación a la lectura", eso, señores, que se lo metan donde bien les quepa, que no es necesario.

    Otra es el trabajo de profesores, padres o hermanos. En un instituto al que fui se hizo un certamén para eso de an¡mar a la lectura con carteles, para los chicos. Pues bien, el ganador no tenía lema, era la foto del muchacho sentado en el retrete leyendo. El cartel está, por supuesto, en la puerta del aseo.

    Creo que poner, como en el Metro de Madrid, carteles (pequeños, que la gente se acerque y ponga de su parte) con fragmentos de obras, es una buena cosa, pero sólo para los que ya somos lectores. No me imagino a un "no lector" (que horrendidad he escrito) animándose a leer "Cien años de soledad" por leer aquello de los recuerdos del buen Aureliano Buendía.

    No, por favor, no me seduzcan con campañas para leer, gasten ese dinero en publicitar libros, que si se viesen por las calles como las peliculas, o la colonia, tal vez, sólo tal vez, la gente supiese que existen.
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com