¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

Solo una mas

No se honestamente porque sigo peleando batallas inutiles que no puedo ganar y que me llevaran a una guerra de la que no voy a salir bien librada, sino mas bien saldre con multiples lesiones de gravedad que me van a perseguir el resto de mis dias.

Me pregunto si ya a estas alturas yo deberia haber aprendido que las batallas que peleo no son necesariamente cuestion de ganar o perder, porque son perdida/perdida para ambos bandos, y los dos lados solo luchan para ver quien hiere mas al otro o quien sale menos lastimado.

Todo empieza con una palabra fuera de lugar, o una mirada, quizas un gesto, a veces es el simple hecho de no hacer ni decir nada y RING el primer round arranca... si supiera la mitad del tiempo lo que va a desencadenar el asalto lo detendria mucho antes de que iniciara, pero dadas las circunstancias para cuando me doy cuenta, solo logro ver que estoy demasiado dentro de la boca del lobo, rodeada de dientes y de los cadaveres de mis otros errores entre ellos, y salir de alli no pareciera ni remotamente una opcion porque cada palabra que pronuncie solo lograra empujarme mas y mas dentro de las manos del boxeador con el que peleo, el cual por cierto es mas grande y mas fuerte que yo, sin mencionar que tiene una capacidad de pelea muy superior a la mia. Y que va a pasar? Voy a caer en el knock out mas rapido de la historia y empezare a suplicar piedad mientras me arrastro por carbones calientes buscando que no empiece un segundo round, y cuando creo haberlo logrado... RING!! ROUND 2

Cada vez que un round nuevo inicia, lucho por controlar a una abominacion horrible que vive dentro de mi y que busca a toda costa librarse de las cadenas que tanto me ha costado ponerle, esa cosa monstruosa que vive conmigo solo sirve para una cosa... destruir... y es muy bueno en ello, como toda buena abominacion, y es entonces cuando al escuchar el RING empieza a luchar contra esas cadenas y un pequeño hombresito muy muy pequeño para el tamaño de la bestia en si lucha para mantenerle encadenado.

Es bueno preguntarse entonces si ya la batalla esta siendo perdida por infinitos numeros de derrotas en contra ¿por que no soltar a la bestia?  ¿Por que dejar que se sumen mas y mas derrotas a la lista interminable de batallas perdidas? Quizas sea que me gusta acumular derrotas, que quizas a veces me gusta hacer lo que me place, quizas es porque  no estoy diseñada para vivir encadenada a las desiciones ajenas o a probar otras cosas o no lo se... quizas simplemente me guste perder...

Mi oponente el cual casi siempre es el mismo, puede recordar cosas sucedidas hace millones de años atras y aun asi olvidar cosas pasadas apenas con minutos de diferencia, y en esa capacidad inexorable de memoria esplendida yace su verdadero poder; yo por otra parte no logro recordar cual fue mi cena de ayer ni mucho menos que paso hace meses atras, sin importar lo grande, lo feo, o las marcas que pudieran haber quedado de dichas batallas casi siempre suelo olvidarlas y aferrarme al final de ese capitulo cuando me quito la armadura y decido que me curare yo misma mis heridas y guardare en un lugar muy lejano de mi memoria cada palabra y cada hecho ocurrido entonces.

Y olvidar pareciera lo mas sensato, pero cada vez que lo hago pareciera que repito la historia sin quererlo o quizas queriendolo desde lo mas profundo, tan profundo que lo desconozco, y despues de pelear, de luchar con un gigante y levantarse del campo de batalla sin fuerza, ni armas, ni orgullo, sin nada... ¿Que queda?

Queda recoger las piezas que tu mismo dejaste romper, recoger lo que quedo de aquello que solias ser y que ya no eres mas, voltear a ver a la bestia y darse cuenta de que por falta de practica ya no es tan grande como parecia, y que quizas nunca lo fue, queda guardar todo lo sucedido en una caja grande y de cristal, donde puedes mirarlo cada dia, cada noche antes de dormir, recordarlo, sentirlo, vivirlo, y ver como te destroza una y otra vez, pero sin poder tocarlo, sin poder cambiarlo, y destinado a repetirlo por siempre.

Comentarios

  • "Nunca discutas con un estúpido, te hará descender a su nivel y ahí te vencerá por experiencia" Mark Twain.
    Tal vez no con todo lo escrito por usted, pero esta parte me identifica mucho:

    "Mi oponente el cual casi siempre es el mismo, puede recordar cosas sucedidas hace millones de años atras y aun asi olvidar cosas pasadas apenas con minutos de diferencia, y en esa capacidad inexorable de memoria esplendida yace su verdadero poder; yo por otra parte no logro recordar cual fue mi cena de ayer ni mucho menos que paso hace meses atras, sin importar lo grande, lo feo, o las marcas que pudieran haber quedado de dichas batallas casi siempre suelo olvidarlas y aferrarme al final de ese capitulo cuando me quito la armadura y decido que me curare yo misma mis heridas y guardare en un lugar muy lejano de mi memoria cada palabra y cada hecho ocurrido entonces."

Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com