¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

Cuando de repente un verso

eledendoeledendo Gonzalo de Berceo s.XIII

cuando de repente un verso, sólo y exclusivamente un verso se te adentre, te incendie y queme,

cuando crepite por tu conciencia y sangre porque te las haya asaltado y te las esté abrasando,

y cuando sientas que ha prendido tu mente, pero que tu mente se abre cual alba luminosa y virgen,

para inmediatamente llegar y entrar al corazón para arrasar y acabar con todo,

ah, en ese momento, corre, corre y vuela, sube a alguna cumbre y corónala,

pues que en ese instante habrás hallado el signo con que poder ungir el cielo con la tierra;

... un verso es una daga, un tránsito flamígero, un conocimiento, un conjuro, una fuerza infinita;

un verso puede herir, matar, transfigurar, o albergar las claves lúcidas de todas las fronteras,

todas las puertas, todos los ríos, todos los puentes y todos los mares;

... un verso así no es hombre ni mujer, ni un pueblo, ni una raza ni siquiera, ay, el pulso del planeta;

y, sin embargo, puedes oírlo bramar o gemir en llanto en el justo instante en que caes y te rindes;

ah, ese verso, pues, no, no tiene en sí razón ni sentimiento,

ése, ese verso incomparable, es decididamente mucho más, mucho y siempre mucho más:

la transubstanciación del ser, su irrupción con resplandor total,

su poder y ley, la luz del dios, la voz del universo.

 

http:/www.oriondepanthoseas

Comentarios

Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com