¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

Besando el piso

LegendarioLegendario Fernando de Rojas s.XV
editado junio 2015 en Negra
Para él la depresión era maravillosa.

Hubo una época en que no la tuvo, y entonces no disfrutaba de la vida, por lo menos de la vida que él anhelaba.

Sin embargo, cuando su depresión alcanzaba altos niveles, la sensación de estar al borde del suicido, del precipicio existencial, del desastre psicológico, le agradaba. No podía vivir sin ella. Eran sus mejores días.

Cuando por excepción se levantaba optimista alguna mañana, revisaba inmediatamente su desastrosa existencia, y en muy poco tiempo respiraba el dulce aroma de la angustia depresiva. Entonces volvía a la cama a imaginar cómo su día iba a ser desagradable, y eso lo estimulaba fuertemente para seguir adelante.

Él sabía que el suicidio no era una solución, por aquello del “descanse en paz” que definitivamente no era su objetivo.

Cuando llegó la hora de su muerte, se prendió de las paredes de su alcoba con toda su fuerza, para evitar aquello que la gente llamaba “la paz del sepulcro”.

Sin embargo murió satisfecho, convencido de que había sido completamente feliz toda su vida. La depresión había sido siempre su aliada, con su eterno sabor a derrota y a incertidumbre que tanto había disfrutado.
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com