¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

EL IMPARABLE ASCENSO DE CHINA. Por Juan Antonio Falcón Blasco

internacionalinternacional Anónimo s.XI
Increíble!!

EL IMPARABLE ASCENSO DE CHINA. Por Juan Antonio Falcón Blasco

Todos los expertos que han seguido la imparable ascensión económica de China narran lo mismo: la asombrosa sustitución de los paisajes rurales por urbes con rascacielos acompañados de todo tipo de exotismos capitalistas, y las previsiones de que China llegue a finales de este decenio a ser la primera potencia económica del planeta.

El ascenso de China provocará terremotos geopolíticos. Es por lo que los chinos adoptan actitudes muy discretas. Saben que el éxito en diplomacia internacional supone el saber jugar con su aparente debilidad y mantener escondida su fortaleza. Como comentaba recientemente un gran conocedor del sector del automóvil y de la realidad china: “el día en el que a China se le deje exportar libremente coches, entonces se producirá el golpe de gracia a la industria del automóvil y a la economía de occidente”.

En este punto hay que recordar que casi todos los expertos políticos y económicos se equivocaron con el proceso de reforma chino en 1978-1984. Pensaron que este proceso se hundiría por sus contradicciones internas. Sin embargo, el proceso pragmático de reformas, la utilización de las dificultades del comienzo para acentuar el proceso en vez de interrumpirlo y la capacidad de la burocracia china para tomar las riendas de las reformas de liberalización económicas ( y aveces políticas) no fueron previstos por ningún analista de la época.

Japón lleva varios años enfangado en una crisis económica que le ha apartado de la posición de liderazgo de las economías de Asia. En cambio, China, apegada a su propio arcaísmo, ha evadido la crisis financiera (pese a los déficits de las empresas estatales y del sector bancario público). Con tan sólo el 20% del PIB japonés el mercado chino atrae la atención del resto de las economías. Con una marina desfasada, sin posibilidades reales para una guerra tecnológica y con una aviación embrionariamente moderna, China intimida a sus adversarios de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

El dilema de las democracias (entre ellas las de sus vecinos próximos Japón, Corea del Sur y Taiwan) no es favorecer o impedir el ascenso chino. Encerrada sobre sí misma, China sería política y económicamente inoperante. Abierta, China no es tan poderosa ni tan dominante. Lo que hay que temer es un desequilibrio en la apertura, una crisis económica y social que implicaría que China se convirtiera en un polvorín de paro y de migraciones internas, junto con una desestabilización de las nuevas elites económicas.

Más débil y dividida de lo que se piensa, la sociedad china conserva una identidad y un centro de gravedad continentales. En la economía china anterior al año 1978, la base de la agricultura era débil y la proporción entre la industria ligera y la pesada perdía equilibrio. A partir de 1978 se puso en práctica una serie de políticas, tales como el desarrollo preferente de la industria ligera, la ampliación de la importación de artículos de consumo de alta calidad, el fortalecimiento de las industrias e instalaciones básicas, el desarrollo del sector terciario. Estas políticas han impulsado la racionalización de la estructura económica china para que se optimice y se eleve más. La relación entre diversos sectores de producción de China ha mejorado evidentemente. La proporción del sector primario ha bajado y la de los sectores secundario y terciario ha subido. Antes, los sectores primario y secundario eran las principales fuerzas para impulsar el incremento de valor global de la economía nacional, y ahora, los sectores secundario y terciario se encargan de dicha misión. El aumento del sector secundario constituye una principal fuerza motriz para desarrollar con rapidez la economía china.

Al modificar la estructura total de producción, se ha experimentado un cambio relativamente notable en diversos sectores. En el valor global de producción de la agricultura, la silvicultura, la ganadería y la pesquería, la proporción de la agricultura ha bajado y la de la silvicultura, la ganadería y la pesquería ha subido. En el seno de la industria, la estructura de las industrias ligera y pesada está pasando gradualmente, de una composición de tipo ligero que toma la "compensación de consumo" como lo principal, a una composición de tipo pesado que sigue la "orientación de las inversiones". Sobre el sector terciario, la proporción de transporte, comercio y otras ramas tradicionales ha bajado, mientras que los bienes inmuebles, finanzas y seguros, servicios de telecomunicaciones se desarrollan rápidamente.

La economía china prácticamente se ha cuadruplicado durante los últimos 15 años, gracias a una tasa promedio del 9% en el crecimiento anual del PNB. Se han eliminado los controles de precios, que afectaban casi todos los productos de consumo y la mayoría de los bienes manufacturados, y el sector privado actualmente produce más de la mitad de la producción industrial china. Pese a la ausencia de una privatización masiva de empresas estatales, el país ha experimentado un crecimiento rápido y espontáneo de firmas privadas y semiprivadas (principalmente empresas que operan a nivel de aldea y poblado pequeño). A nivel internacional, China actualmente es la décima nación más grande en el área de intercambio comercial.

Sin embargo, los impresionantes logros de China en materia de reforma y desarrollo económico han impuesto elevados costos políticos: la continuación del régimen autoritario y la represión de la disensión política. El gobierno ha resistido con empeño a las reformas democratizadoras, percibiendo a tales cambios como una amenaza fatal a la modernización de China. Desde el colapso de la antigua Unión Soviética, la prensa de Occidente y las organizaciones de derechos humanos han identificado a China como uno de los peores violadores de los derechos humanos y han instado a los gobiernos de Occidente y a la comunidad empresarial a utilizar su influencia económica, incluyendo las sanciones comerciales, para presionar al gobierno chino para que mejore la situación de los derechos humanos.

Con todo, la realidad política y social en China es más compleja que la situación proyectada por la prensa que describe campañas de terror, ampliamente difundidas y realizadas con el beneplácito del estado, en contra de la disensión política. Es cierto que el gobierno ha emprendido periódicamente medidas más enérgicas contra personas cuidadosamente seleccionadas, tales como los dirigentes disidentes prominentes que procuran formar coaliciones con trabajadores desafectos de empresas estatales. No obstante, tal como lo presagia la clásica teoría liberal del desarrollo político que sostiene que la expansión de las fuerzas del mercado aumenta el alcance de la libertad cívica y política aun en ausencia de la democratización política, el rápido desarrollo económico de China ha producido una importante liberalización de su sistema político.

China sigue a su ritmo, de acuerdo a su ancestral filosofía, su imparable crecimiento económico y su tímida reforma política. No tiene prisa. Nunca la ha tenido. Pero, al final, China ocupará en el mundo el puesto que de por sí le corresponde.

Comentarios

  • TertuliTertuli Anónimo s.XI
    editado julio 2015
    La semana anterior la bolsa de valores de China estuvo a punto de derrumbarse, por lo que tuvieron que cerrarla... la falla del capitalismo es que para crear riqueza se tiene que crear pobreza. Entonces, si subes tienes que bajar. Personalmente creo que el crecimiento de China se hizo a costa de su pueblo, con una sobreproducción de todo y para todos. Por lo tanto, creo que lo que queda es una burbuja que pronto estallará :confused:
  • cehicehi Miguel de Cervantes s.XVII
    editado octubre 2015
    Esto que expongo a continuación es un lastre moral que viene arrastrando China. Anexo, con relativa conexión, a su sorprendente progreso.

    Un dato a tener muy en cuenta...

    Que tire la primera piedra quien no haya elucubrado alguna vez con qué hacen los inmigrantes chinos con sus familiares fallecidos. Las leyendas urbanas sobre este y otros asuntos han proliferado durante los últimos años de tal forma que, en muchos casos, la opinión pública lo asume como verdadero aunque sea producto de acciones xenófobas disfrazadas de humor.
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com