¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

Fernando Lázaro Carreter: Cómo se comenta un texto literario

odmaldiodmaldi Fray Luis de León XVI
editado julio 2014 en General
Cómo se comenta un texto literario
Fernando Lázaro Carreter
Evaristo Correa Calderón



Generalidades sobre el texto y el comentario

1. MODOS DE ESTUDIAR LA LITERATURA

Así como el estudio de la Música sólo pude realizarse oyendo obras musicales, el de la Literatura sólo puede hacerse leyendo obras literarias.
Suele ser creencia general que, para “saber Literatura” basta conocer la Historia Literaria. Esto es tan erróneo como pretender que se entiende de Pintura sabiendo dónde y cuándo nacieron los grandes pintores, y conociendo los títulos de sus cuadros, pero no los cuadros mismos.

Al conocimiento de la Literatura se puede llegar:

a) En extensión, mediante la lectura de obras completas o antologías amplias.
b) En profundidad, mediante el comentario o explicación de textos.

2. ¿SOBRA, ENTONCES, LA HISTORIA DE LA LITERATURA?

De ningún modo. El manual de Historia de la Literatura proporciona instrumentos de tipo histórico, biográfico, cultural, etc., para encuadrar bien la obra que se lee o el fragmento que se comenta.
Pero hay que retener esta idea: el manual deHistoria de la Literaturaes sólo un instrumento para obtener un fin más alto, que es el conocimiento directo y la mejor comprensión de las obras literarias.

De tres modos simultáneos, estudiaremos, pues, la Literatura:
a) Mediante la lectura continuada de obras literarias.
b) Mediante la explicación de textos.
c) Mediante la Historia literaria como instrumento auxiliar.

3. ¿QUÉ ES UN TEXTO LITERARIO?

Un texto literario puede ser una obra completa (una novela, un drama, un cuento, un poema…), o un fragmento de una obra.
Los textos que se proponen para el ejercicio de comentario deben ser muy breves (20 versos o 15 líneas de prosa, como máximo). Por eso, excepto cuando se trata de una poesía corta (un soneto, una décma, por ejemplo), han de consistir en fragmentos de obras literarias más amplias.

Comentarios

  • odmaldiodmaldi Fray Luis de León XVI
    editado julio 2014
    4. POR QUÉ EL TEXTO HA DE SER BREVE

    El ejercicio denominado explicación de textos opera en profundidad, y no en extensión. Si el texto fuera muy largo, tendríamos que limitarnos a exponer unas cuantas ideas vagas y rápidas acerca de él. La esencia de aquel fragmento se nos escaparía forzosamente.

    5. qué pretendemos con la explicación

    En toda explicación de textos nos proponemos estos dos objetivos.
    1. Fijar con precisión lo que el texto dice.
    2. Dar razón de cómo lo dice.

    Estos fines pueden alcanzarse en un nivel elemental o superior. En este libro atendemos preferentemente al primer nivel. Alcanzar el segundo es sólo cuestión de cultura literaria y de amplitud crítica, que permitan desarrollar hasta sus últimas consecuencias las posibilidades del método que aquí se desarrolla.

    6. FONDO Y FORMA

    Si se medita en los fines de la explicación, probablemente se nos ocurrirá pensar que un buen método para explicar o comentar un texto sería analizar primero el fondo y después la forma.
    La gente llama fondo a los pensamientos, sentimientos, ideas, etc., que hay en una obra. Y forma, a las palabras y giros sintácticos con que se expresa el fondo. Este vendría a ser una especie de organismo, y la forma, la piel que lo cubre.
  • odmaldiodmaldi Fray Luis de León XVI
    editado julio 2014
    7. IMPOSIBILIDAD DE SEPARAR EL FONDO DE LA FORMA

    No puede negarse que, en todo escrito, se dice algo (fondo) mediante palabras (forma). Pero eso no implica que fondo y forma puedan separarse. Separarlos para su estudio sería tan absurdo como deshacer un tapiz para comprender su trama: obtendríamos como resultado un montón informe de hilos.

    El fondo y la forma de n texto se enlazan tan estrechamente como el haz y el envés de una hoja, como la cara y la cruz de una moneda.

    Ambos forman la obra artística; y no por separado, sino precisamente cuando están fundidos.
    **Consecuencia importantísima: si queremos explicar un texto no podemos comenzar por descomponerlo. El comentario tiene que ser, a la vez, del fondo y de la forma.**

    8. LA EXPLICACIÓN, EJERCICIO TOTAL

    La explicación de textos no es un ejercicio de Gramática ni de vocabulario, ni de Literatura, ni de Historia de la Cultura, ni un comentario moral, por separado. Su dificultad – y su belleza- estriba en que, al realizar la explicación, deben entrar en juego todos esos conocimientos simultáneamente.
    Pero esto no debe alarmar al crítico novel. No se le piden imposibles; nadie va a exigirle-ni los profesores ni los examinadores-que haga un ejercicio profundísimo. Bastarán los conocimientos normales que va adquiriendo en clase, bien administrados.

    A esto pretendemos ayudarle: a administrar bien sus conocimientos.
    Lo que NO es una explicación de textos
    **Ya sabemos que comentar un texto no es exponer por separado unas cuantas ideas acerca del fondo y de la forma de dicho texto.**
  • odmaldiodmaldi Fray Luis de León XVI
    editado julio 2014
    9. LA PARÁFRASIS

    El mayor peligro que acecha a quien explica un texto es la paráfrasis.
    Llamamos paráfrasis a un comentario amplificativo en torno a lo que un texto dice.

    Imaginemos que se nos ordena explicar esta conocida estrofa de fray Luis de León:

    ¡Qué descansada vida
    la del que huye el mundanal ruïdo,
    y sigue la escondida
    senda por donde han ido
    los pocos sabios que en el mundo han sido!

    He aquí un posible tipo de paráfrasis:

    ‘Fray Luis de León, el gran poeta agustino, nos dice en estos versos que es mejor vivir en soledad que en el tráfago del mundo. ¡Razón grande tenía fray Luis! La vida no ofrece más que molestias, desasosiegos, incomodidades y disgustos. Así lo han comprendido las personas sabias, que han preferido el apartamiento a las inquietudes de una existencia en el mundo…”

    Y así podríamos seguir indefinidamente, dando vueltas en torno al texto de fray Luis, como asnos alrededor de un pozo, sin entrar de lleno en su hondura, sin saber qué hay dentro.
    Algunos, acordándose quizá de que esa estrofa posee una forma, añadirán una coletilla vulgar y como de compromiso:
    ‘Estos versos son muy bonitos: suenan muy bien, y elevan el espíritu. Forman una lira.’

    **Un ejercicio realizado así no es una explicación, sino mera palabrería. La paráfrasis puede ser bella cuando la realiza un gran escritor o un buen orador. Un escolar no debe intentarla.**


    10. OTRO ENEMIGO: EL TEXTO COMO PRETEXTO

    Tampoco el comentario de textos puede servirnos como medio para exponer nuestros conocimientos acerca de cosas que no iluminan o esclarece precisamente el pasaje que comentamos.

    Se atenderá lo que queremos decir volviendo al ejemplo anterior. Alguien toma la estrofa de fray Luis como pretexto para mostrar sus conocimientos históricos-literarios. Y escribe, por ejemplo:


    Estos son versos de fray Luis de León. Este poeta nació en Belmonte (Cuenca), el año 1527. Estudió en Madrid y Valladolid, y a los catorce años se hizo agustino. Explicó como catedrático en Salamanca y fue procesado por la Inquisición. Escribió La perfecta casada. Exposición del Libro de Job…’

    Nuestro aplicado muchacho se va por las ramas. Utiliza el texto como pretexto, pero no lo explica.

    Veamos otra solución tan mala como la anterior. Ahora el “explicador” se nos escapa por la métrica:

    ‘He aquí una lira de fray Luis de León. La lira es una estrofa compuesta de cinco versos, el primero, el tercero y el cuarto heptasílabos (de siente sílabas), y el segundo y el quinto, endecasílabos (de once sílabas). Riman primero, tercero y quinto; y primero y tercero. En el segundo verso la palabra ruïdo tiene tres sílabas por diéresis. La diéresis consiste en destruir un diptongo, separando sus vocales en dos sílabas.’

    ¿No consiste este procedimiento en algo muy parecido a sacar cerezas de un canastillo?

    Esto no es un comentario. Para realizarlo bien, es necesario saber todas esas cosas. Pero no podemos parecernos un albañil que gastase levantar y complicar los andamios el tiempo y los materiales previstos para construir un edificio.
    **El texto no es jamás un pretexto.**
  • odmaldiodmaldi Fray Luis de León XVI
    editado julio 2014
    11. RESUMEN

    Tenemos ya unas pocas pero importantísimas ideas acerca de lo que no es una explicación de textos. Fijémoslas en nuestra mente:

    1. La explicación de textos no consiste en una paráfrasis del fondo, o en unos elogios triviales de la forma.
    2. La explicación de textos no consiste en un alarde de conocimientos a propósito de un pasaje literario.


    [URL="http://www.forodeliteratura.com/11. RESUMEN Tenemos ya unas pocas pero importantÃ#simas ideas acerca de lo que no es una explicación de textos. Fijémoslas en nuestra mente: 1._La explicación de textos no consiste en una paráfrasis del fondo, o en unos elogios triviales de la forma. 2._La explicación de textos no consiste en un alarde de conocimientos a propósito de un pasaje literario."]Leer completo aquí[/URL]
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com