¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

Literatura S-M-L-XL-XXL

evilaroevilaro Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
editado abril 2015 en Ensayo
Cuando voy a una librería y pido “El Extranjero” de Albert Camus, pues me lo envuelven y me lo llevo.

Si mis preferencias son de algo más conocido como
El Quijote, puedo ahorrarme hasta dar el nombre del autor.

Pero esto no pasa si voy a una tienda y pido unos pantalones.

Para ahorrar preguntas, yo hubiese podido pedir unos pantalones de Emidio Tucci y de color negro.

Pero eso no sería suficiente, me pedirían la talla… que no sé, y probablementeme tomarían las medidas para adaptarlos a mi estatura y anchura, además de pedirme algunos otros detalles para afinar mi gusto, como precio o material.

O sea, que las combinaciones que existen para un simple par de pantalones son infinitas.

Un libro es tal cual, o lo tomas o lo dejas.

¿Qué pasa?, no es tan artista el Sr. Tucci cómo Camus, ¿qué derecho tenemos de modificar su pantalón para que se adapte a mi gusto, y no lo podamos hacer con los libros?

Si el Sr. Tucci, (que dudo que exista), me viese llevando sus pantalones modificados, estoy seguro que él negaría, que es el autor de esa obra de arte, pero de la que yo disfruto.

Vale, si, ya lo entiendo, la personalización de la literatura no es nada fácil.

Bueno creo que hasta ahora no lo era... ¿pero en nuestra época? ¡Estamos en el 2014!

Antes, con las antiguas imprentas, o los libros escritos en pergaminos, entiendo que fuese muy difícil el hacer los libros a medida... pero ahora con todas las posibilidades de la informática, esto debería ser posible.

No me malinterpreten, no me estoy refiriendo a que debido a mi mala visión, deseo que las letras y fuentes sean más grandes o más bonitas o más apropiadas a mí gusto.

No, ni que no tenga que cargar un libro de medio kilo en el autobús o en la cama. No, todo esto, los libros electrónicos o el formato .PDF, ya lo resuelven, y más.

Una gran pantalla en mi habitación ya me ha solucionado todo esto, nunca se olvida en donde he dejado la lectura para poder continuar en donde quedé, o que una inoportuna cabezadita, me cierre el maldito libro, ni tenga que ponerme en posiciones increíbles para aguantar su incómodo formato y peso, o poder tener cien marcas de página y no solo una, o saber ¿qué quiere decir una palabra que estoy leyendo?, sin tener que levantarme a buscar un diccionario... no, no me refiero a todo esto.
* * *

Reconozcámoslo, cuando compro un libro de James Bond, pues lo compro para pasarlo bien, divertirme y pensar que él, soy yo, y que todas sus aventuras son la constancia escrita de lo que yo (si tuviese tiempo) hubiese hecho.

Así es que cuando compre lo último de James Bond

“Un café muy cargado”

y dé mis datos de Personalización Literaria, y
reciba-descargue la novela…pues debería comenzar así:


Hola Emilio:

Soy Ian Fleming, no sabes lo que te agradezco que hayas adquirido mi última novela

“Un café muy cargado”

Desde la editorial me lo han informado inmediatamente, ya que se han acordado, que el titulo del libro me lo inspirarte tú.

No me viste, pero yo estaba detrás de ti en la terraza del ‘Real ‘, cuando apareció esa preciosa camarera (heroína de la novela), lo prendada que quedo de ti y la mirada que te arrojó, cuando le pediste… ‘Un café muy cargado’.

Pensé que sería un titulo maravilloso para la novela que estaba escribiendo y así es que: os he convertido en sus personajes más importantes.

Espero que te guste y la disfrutes.

Tu amigo

Ian

PD

Te dedico el momento culminante de la novela… cuando al fin estáis solos.

* * *

Claro, con esta introducción, ¡Cómo no voy a disfrutar del libro!, cómo no voy a devorar y devorar, página tras página hasta que encuentre ese momento álgido en donde esa preciosa mujer y yo, estamos al fin solos, no antes de haber salvado dos mundos y tres galaxias y matado a todos los malos que se nos presentaron: eso sí, en el nombre de la Reina.

Esta introducción no debería ser difícil de personalizar, si tuviesen mi perfil literario en su base de datos y como ya tienen tantas cosas mías, una más, pues no importa.

* * *

Más difícil claro está, será el adaptar ‘el punto álgido’, la típica escena de amor a lo Bond. No será fácil… ya que quiero, que me haga sentir que el personaje realmente soy yo.

-Os lo prometo no me he saltado ninguna página para llegar antes a este momento- me he leído toda la novela, línea a línea, y estoy muy contento de ella, os la recomiendo.

… ¿cómo podría quedar?


“Cuando a él-yo, bueno, nosotros,que somos de los que esperamos verlas caer, se nos acerca la ansiada ella, dudando, no queriendo pero queriendo y con sus dedos delicados me (él ya no está) desabrocha los botones de mi camisa y apoyando la mano sobre mi pecho, va descendiendo hasta que el inicio de mi barriga le obliga a un brusco ascender, en donde por un momento podrá descansar,antes de lanzarse por el empinado tobogán en busca de la distante y en otros tiempos, erguida meta”.
....

Paro... no puedo continuar... (Disculpen)

¡Dios cómo me pone!

¡Viva la ALP! (Asociación para la Literatura Personalizada)

Feliz 2014 ;)

Emilio Vilaró

Comentarios

  • Feliz año para ti y que lo vagos te sigan trayendo inspiración y buenos pensamientos no importa que sean de talla pequeña o grande:D:)
  • evilaroevilaro Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado enero 2014
    Pues muchas gracias Amparo...

    Lo mismo

    Emilio
  • odmaldiodmaldi Fray Luis de León XVI
    editado julio 2014
    Me parece que aquí hay una buena idea para desarrollar la tecnología que pide, Evilaro. Al decir que la quiere personalizada, ¿busca que su nombre aparezca en todo el libro en vez del personaje nombre del personaje? La dedicatoría fácil se autogenera, pero lo que me pone a pensar es cómo obtener la licencia de varios libros para generar una base de datos que contengan todos los libros actuales en formato digital.

    Que quede constancia aquí que esto es idea de Evilaro y más vale que no se la robe A-mazo-n y trate de patentar, o habrá demanda.
  • evilaroevilaro Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado julio 2014
    odmaldi:

    Lo de personalizar me refiero a mis gustos, no a mi nombre, el poner
    mi nombre en lugar del personaje es muy simple y realmente poco interesante. ;)

    Realmente ya personalizamos lo que vamos a leer, cuando preguntamos a un amigo
    o al librero ¿qué nos recomienda?

    Cuando vas a Youtube y miras un programa o una película ya te indican al lado otros programas o películas similares a lo que estás mirando.

    Recuerdo que una vez fui a ver una película en donde en la silla había unos botones y de cuando en cuando la película se paraba y ofrecía a la audiencia el votar la manera (3 o 4 opciones), en que la película continuaría.


    Ya hay libros: versión LF (lectura fácil), para niños o con menos de 1 000 palabras diferentes para extranjeros, o ilustrados etc.

    Lo de la licencia, no creo que haya ningún problema, cuando alguien publica un libro, le da unos derechos a la editorial, como, el publicarlo en diversos idiomas, y en el caso de que una empresa quiera los derechos del libro para hacer una versión teatral o de cine, pues es otra opción, o adaptar la obra a formatos electrónicos .

    Si hay suficiente mercado los libros salen en Piel de cuero, papel ecológico, de bolsillo, ilustrado...

    Dudo mucho que tal como lo describo en mi ensayo sea algo inminente... pero tiempo al tiempo.

    Saludos

    Emilio



    odmaldi escribió : »
    Me parece que aquí hay una buena idea para desarrollar la tecnología que pide, Evilaro. Al decir que la quiere personalizada, ¿busca que su nombre aparezca en todo el libro en vez del personaje nombre del personaje? La dedicatoría fácil se autogenera, pero lo que me pone a pensar es cómo obtener la licencia de varios libros para generar una base de datos que contengan todos los libros actuales en formato digital.

    Que quede constancia aquí que esto es idea de Evilaro y más vale que no se la robe A-mazo-n y trate de patentar, o habrá demanda.
  • CarlosSerranoCarlosSerrano Fernando de Rojas s.XV
    editado julio 2014
    Jeje, buen ensayo Emilio. Me ha recordado a la colección Letra Grande de las bibliotecas públicas, libros con fuentes grandes para las letras para que la gente mayor lea cómodamente.:rolleyes:
  • evilaroevilaro Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado julio 2014
    Hola Carlos:

    Pues muchas gracias… sólo fue un ensayo para desear un Feliz 2 014. ;)

    * * *

    Por si te puede interesar, ya que hablas de Letra Grande, mi madre (91 años), que tiene Alzheimer, hace unos años comenzó a hablar menos (a veces usando gruñidos) y en general a desinteresarse por todo.

    Como soy programador hice una serie de aplicaciones para ayudarla a hablar y a pasar más amenamente las horas.

    Este programa está descargable gratuitamente en mi página Web se llama:

    «Aprendiendo y Jugando». Hay cantidad de juegos diferentes.

    Hay una parte de lectura en la cual tu puedes poner el texto que quieras, (lo copias y pegas de Word) y le puedes cambiar el tamaño y color de la fuente, y el texto te va saliendo por frases. Cuando la has leído, aprietas un botón que hay en la pantalla (si es táctil va de maravilla), y el programa te muestra la siguiente frase.

    Además los textos yo los pongo tildados para que no tenga dudas de dónde está el acento.

    Te adjunto un enlace a un video para que veas como funciona… ojo el fichero es bastante grande y puede tardar en descargarse.

    http://www.evilfoto.eu/pagina_videos/videos_leer/MVI_6851.MOV

    Saludos,

    Emilio

    CarlosSerrano escribió : »
    Jeje, buen ensayo Emilio. Me ha recordado a la colección Letra Grande de las bibliotecas públicas, libros con fuentes grandes para las letras para que la gente mayor lea cómodamente.:rolleyes:
  • odmaldiodmaldi Fray Luis de León XVI
    editado julio 2014
    Pero no, Evilaro, no me refiero al sistema de recomendación tipo Amazon. Me refería, por ejemplo, una aplicación que personalice los libros; le da al lector la opción de decidir cómo quiere leer su libro, etc. Me dio una idea completa de lo que podría ser. Creo que ya me fui por otro lado, porque ahora hasta pienso que podría ser tipo Oculus, y en vez de leer, lo están viviendo virtualmente.:rolleyes:

    Aspiraciones, aspiraciones.
  • CarlosSerranoCarlosSerrano Fernando de Rojas s.XV
    editado julio 2014
    Gracias, Emilio, me vendrá bien, no sé si ya sabias que soy cuidador de personas mayores y discpacitados.;)
  • evilaroevilaro Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado julio 2014
    Carlos, no lo sabia.

    El programa tiene la gracia que te permite poner las imágenes
    que tú quieras, con los nombres, voces (tu voz) y textos que quieras
    y en el idioma que quieras ;)

    Saludos
    Emilio

    CarlosSerrano escribió : »
    Gracias, Emilio, me vendrá bien, no sé si ya sabias que soy cuidador de personas mayores y discpacitados.;)
  • CocodriloCocodrilo Anónimo s.XI
    editado abril 2015
    Viejo, me has recordado a El museo de la novela de la eterna, de Macedonio Fernández. No sé si lo ubicas (voy a asumir que no para poder seguir escribiendo). En esa novela, el hermosograndísimo autor escribe sobre la manipulación terrible que hace el común de los libros al relatar historias esperando que los lectores se identifiquen con los personajes, manipulándolos así emotivamente. El libro está hecho... la mitad, digamos, con prólogos breves (1-2 páginas), que demoran eternamente el inicio efectivo de la novela. Así, la trama es el libro mismo que no llega nunca. En parte. Pero lo principal que me recordó fue eso que te dije. ¿Será que nuestro principal interés al leer es el de identificarnos con los personajes? Yo creo que no. Pero, claro, más importante, creo que no existe algo como "nuestro interés al leer", sino que cada uno llega al libro por distintas razones. Y tal vez por razones no tan distintas sale de él antes de tiempo, o justo cuando el autor lo quería.

    Por otro lado, yo no sé si es costumbre en los foros (que no los ocupo mucho, aquí se nota), pero eso que dices de tu madre... vaya, me tocó de un zarpazo. La intrusión de un pedazito de intimidad tan frágil, que no sé si tú lo tomes con tanta gravedad (yo no me imagino cómo no), pero para mí sí, de intimidad tan frágil, digo, al hablar de una enfermedad de tu vieja, es grandilocuentemente humilde. Y si te fijas, es paradójico: aquí yo abogando por una literatura que no busque la manipulación emotiva de su lector, y al segundo después, encubiertamente te agradezco por abrir un espacio por el que sentirme completamente empático con tu posible sufrimiento. Otra pregunta, después de esto, es si buscamos lo mismo en las personas que en la letra.

    un abrazo!
  • evilaroevilaro Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado abril 2015
    Cocodrilo:

    No, pues no sabia nada de este autor... ahora me he mirado algo de
    él y veo que fue importante, veré si puedo leer algo suyo.

    En realidad y dependiendo del personaje que esté leyendo, a veces me siento muy
    ligado a él, en el sentido que comprendo lo que hace o como siente, independientemente que esté de acuerdo o no.

    El ensayo este... pues ha fue una pequeña broma, pero que creo que
    reescribiéndola podría mejorar bastante.

    En cuanto a lo de mi madre, pues cada uno trata de ayudar con lo que sabe,
    en mi caso con la programación y un poco de escritura.

    La verdad es que le ayudó muchísimo, en mantenerse activa y hablando.

    Un saludo

    Emilio




    Cocodrilo escribió : »
    Viejo, me has recordado a El museo de la novela de la eterna, de Macedonio Fernández. No sé si lo ubicas (voy a asumir que no para poder seguir escribiendo). En esa novela, el hermosograndísimo autor escribe sobre la manipulación terrible que hace el común de los libros al relatar historias esperando que los lectores se identifiquen con los personajes, manipulándolos así emotivamente. El libro está hecho... la mitad, digamos, con prólogos breves (1-2 páginas), que demoran eternamente el inicio efectivo de la novela. Así, la trama es el libro mismo que no llega nunca. En parte. Pero lo principal que me recordó fue eso que te dije. ¿Será que nuestro principal interés al leer es el de identificarnos con los personajes? Yo creo que no. Pero, claro, más importante, creo que no existe algo como "nuestro interés al leer", sino que cada uno llega al libro por distintas razones. Y tal vez por razones no tan distintas sale de él antes de tiempo, o justo cuando el autor lo quería.

    Por otro lado, yo no sé si es costumbre en los foros (que no los ocupo mucho, aquí se nota), pero eso que dices de tu madre... vaya, me tocó de un zarpazo. La intrusión de un pedazito de intimidad tan frágil, que no sé si tú lo tomes con tanta gravedad (yo no me imagino cómo no), pero para mí sí, de intimidad tan frágil, digo, al hablar de una enfermedad de tu vieja, es grandilocuentemente humilde. Y si te fijas, es paradójico: aquí yo abogando por una literatura que no busque la manipulación emotiva de su lector, y al segundo después, encubiertamente te agradezco por abrir un espacio por el que sentirme completamente empático con tu posible sufrimiento. Otra pregunta, después de esto, es si buscamos lo mismo en las personas que en la letra.

    un abrazo!
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com