¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

Dos poemas más sobre el tema de salomé.

editado mayo 2013 en Poesía Mística
Cabeza de Juan Bautista con Alambre de Oro en la Boca sobre Bandeja de Plata con Perlas.

Agónica cabeza cercenada del cuerpo. Pavo decapitado.
Río Jordán sangriento con libélulas en sus riberas.
Salomé que mueve el cuerpo como llama sabrosa.
Alambre de oro que besa exquisito el labio.

Precipicio insondable sobre el que se precipitan los cerdos.
Herodías que chupa el falo de Herodes homicida.
Pavo real sangriento que visita a una hormiga.
Perlas ensangrentadas con Cabeza de Santo.

Madeja de oro y miel y compota de limones.
Pulpo relleno de queso en Tinta con azafrán.
Nácar la luna ciega rodeada de estrellas frías.

Perlas con gotas de sangre y Mueblebar con botellas.
Salomé baila loca y enseña su fino culo.
Y el Bautista suspende el examen de álgebra.

Cristo cura a un leproso pero pierde a su primo hermano.

Se refleja en el agua la belleza salvaje.

Ginebra con Coca Cola para gays de Judea.
..........................................................................
Francisco Antonio Ruiz Caballero.


Cabeza de Juan Bautista con Alambre de Oro en la Boca sobre Bandeja de Plata con Claveles.

Claveles reventones y ejercicio de pértiga.
Agónica y extasiada cabeza de Bautista.
Geranios sevillanos y torres de malaquita.
Pavos reales transidos y azules delincuentes.

Sangre que mancha el plumaje de los pavos atormentados.
Filete de ternera macerado en granadina.
Vinagre balsámico y celofán sin pupitre.
Ella baila posesa de un demonio cainita.

Herodes que se retira a esnifar coca dulce.
Esclavo que se masturba detrás de una cortina.
Cuerpo sin cabeza devorado por insectos.

Alambre de oro magnífico que sella labios implorantes.
Libélulas rojas en sus juncos dorados.
Espectro y fantasía y cisne decapitado.

Se mira en el agua la belleza sublime.
Pero también se ahogan los Cristos en su bautismo.
...................................................................................
Francisco Antonio Ruiz Caballero.
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com