¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

pasos a la felicidad para un joven contemporaneo

rulkarulka Pedro Abad s.XII
editado diciembre 2012 en Humorística
Felicidades joven. A usted superado el primer pasó del sentido de la vida. Ahora, después de varios años de vaciar su cerebro de todo conocimiento interno y rellenarlo con conocimientos exteriores, le toca preocuparse por la persona más importante que va a conocer; usted mismo. Obviamente desea ser feliz, por lo que necesitara dinero. Para esto será necesario encontrar un trabajo que asegure un flujo constante de papelillos a su bolsillo. Cumplir esta misión no le traerá mayores complicaciones. Solo diríjase a las torres de cristal, normalmente encontradas en los centros de esos oscuros hoyos llamados metrópolis, y elija uno que sea suficientemente alto para cumplir todas sus expectativas. Entre a la torre y diríjase al último piso. Ahí encontrara al titiritero, hombre mayor y gordo que normalmente sujeta un puro cubano entre los dedos pulgar e índice de su mano derecha. Explíquele que usted desea someterse a una vida de trabajo a cambio de una remuneración en billetes, disponible todos los martes de la última semana del mes y opción a ascenso en el trabajo de la torre. ÉL aceptara siempre y cuando usted cumpla con los mandamientos obligatorios. Estos son: Llegar siempre a la hora indicada (En la hora de salida existe más libertad, en caso de que usted desee salir más tarde), usar en todo momento el habito laboral con su respectiva correa (que puede encontrar en varios estilos y colores) y no olvidar de dejar su lengua en casa (no se preocupe, todo comunicado y mensaje son transmitidos por e-mail). Después de firmar su trato con el demonio solo le queda comprar los útiles que le hacen falta y partir trabajando el día después de mañana. Como existe el riesgo de que usted pueda ser influenciado en sus decisiones laborales por agentes externos, como son los sentimientos, se le recomienda que compre un buen tapón de oídos para hablar con clientes y un eficiente sistema de aire acondicionado para mantener su sangre fría. Si cumple eximiamente su trabajo, será ofrecido un puesto en un piso más elevado, con una mayor remuneración pero que exija además más horas de trabajo. Con el tiempo se encontrara usted en un piso muy elevado de la torre con mucho dinero. Que feliz es usted. Si llega un momento en el que se aburre de su vida o decide simplemente no seguir trabajando, es hora de terminar su labor. Para cumplir este objetivo solo mueva su escritorio a un lado de la oficina y parece en el extremo opuesto a la ventana. Luego corra lo más rápido que pueda y choque con el hombro derecho el ventanal. Si lleva a cabo esta tarea con éxito, usted se encontrara cayendo. No se preocupe en lo más mínimo, pues por haber alcanzado una posición tan alta en la torre, la muerte será segura.
Si usted no desea llevar a cabo un labor como el descrito anteriormente, solo le queda como opción mendigar, escribir, enseñar o dedicarse al arte. Estas labores no aseguraran su felicidad.

Comentarios

Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com