¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

Una Historia Incompleta

barrikadabarrikada Gonzalo de Berceo s.XIII
editado mayo 2014 en Histórica
Una Historia Incompleta

Vencido por el infranqueable designio del destino, el joven Salvador es ahora consciente de que estos minutos probablemente sean los últimos. Su triste suerte no altera la serenidad que, desafiante, clava en los ojos del guarda que porta su nombre escrito en plomo. A diferencia de sus compañeros de viaje, el joven no siente miedo, ni pena, ni tan siquiera odio. Nada es capaz de sentir, su corazón se fue secando a la espera.

Atisbando el espectro del penal, recuerda a Miguel, su querido profesor, y hasta ayer camarada. La pasada medianoche yacía sentado en el mismo lugar que ahora lo hace Salvador, camino de la tierra que da cobijo a sus huesos. Al bajar de la camioneta, el maestro se retorció horrorizado pensando en que había arrastrado a su alumno predilecto a un cruel final, muy alejado de los pregones de libertad e igualdad con los que le había seducido en tiempos pasados. En el último resuello, se preguntaba si la carta que había escrito llegaría a las manos de su destinatario, si conseguiría asimilar a tiempo todo lo que hasta ahora le había ocultado. Ahora, muerto, aguarda respuesta en una solitaria fosa el desgraciado reencuentro.

La densa niebla y la negra oscuridad ocultan la camioneta de los hombres privados, ahogando sus pensamientos, despedazando sus historias, todavía incompletas. Salvador ignora que una de las piezas que le faltan para completar la suya, la pieza más importante, está custodiada por el guarda al que firmemente sostiene la mirada. El frío sacude todos sus huesos y el latido de su pecho se apaga a la espera. Mientras tanto, las robustas manos del guarda acarician la carta de Miguel mientras debate la posibilidad de dársela al joven antes del fusilamiento.

El traqueteo del motor se detiene en un páramo que apesta a sangre derramada y a sed de venganza. Empujados por una retahíla de soldados armados, uno a uno los hombres marcados van bajando del viaje final. Todos menos uno. El cuerpo de Salvador yace apoyado en la barreta del habitáculo. Su cabeza se inclina hacia delante, apuntando al suelo con los ojos entornados y la boca entreabierta. Su corazón dejó de esperar, no conocerá el plomo que lleva su nombre. Rápidamente el guarda se adelanta y sube a zarandearlo, sin recibir respuesta alguna. La mano que acariciaba el papel le arde tan intensamente como el miedo de privarle de su lectura, el temor de que la espera del joven se haya agotado.

Acto seguido, dos soldados portan el delgado y maltrecho cuerpo de Salvador, siguiendo el asustado deambular del guarda. Con la débil luz de un candil busca la zanja donde reposa quien antes de morir le dio el escrito que ahora le quema en el bolsillo. Al llegar al lugar, la mano abrasadora del guarda se desliza sobre el pecho helado de Salvador, dejando la carta cerca de su corazón. Súbitamente, los ojos de Salvador se abren de nuevo brillantes por un instante, penetrando por última vez en la mirada del guarda. De un seco empujón el cuerpo del alumno se posa encima del profesor, de su camarada, mientras el barro sepulta por siempre el agujero del amargo reencuentro, dejando para el olvido una historia por completar.



Fuentes de Inspiración:
El Lápiz Del Carpintero - Manuel Rivas (libro).
El Lápiz Del Carpintero - Antón Reixa (película).
La Voz Dormida - Dulce Chacón (libro).
La Lengua De Las Mariposas - José Luís Cuerda (película).
La Tierra Está Sorda - Barricada (álbum).
Los Girasoles Ciegos - Alberto Méndez (libro).

_________________
Caricias y Cuchilladas - Relatos Empolvados
http://cariciasycuchilladas.blogspot.com/

Comentarios

  • EduArdoREduArdoR San juan de la Cruz XVI
    editado febrero 2013
    Tanto tiempo lleva aquí este relato tan bien narrado, y ni un solo comentario :(

    Pues este tendrá que ser el primero ¿no? :D Como he dicho; muy bien narrado, como todo lo que he leído de Barrikada.

    Y ahora te quiero preguntar, ¿ese Miguel que aparece en el relato tiene que ver con tu paisano Miguel Hernández? Es una lástima que las atrocidades de la guerra, la hambruna de la posguerra y la adversidad de la cárcel, nos haya privado de la madurez de un gran poeta :(

    15/15 (bueno, pues he cumplido al fin con la promesa ;) ).
  • NeverwinterNeverwinter Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado febrero 2013
    De acuerdo con el comentario anterior, perfectamente narrado. Y crea mucha empatía con los personajes, hace compartir el mal cuerpo que deja el que no haya podido recibir la carta. Buen relato.
  • Sandra PantocratorSandra Pantocrator Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado febrero 2013
    Parece que tenemos aquí un amante de la lucha republicana contra las violaciones de la moral e integridad causados por el franquismo.
    Debo confesar que las influencias descritas corresponden totalmente con lo que me había figurado a la lectura del texto, que logra con bastante suerte abrir el paladar al horror de la represión. La "carta" llama el interés, creando la sensación de insatisfacción al finalizar el relato por no profundizar en dicho elemento principal del breve escrito, aún así creo que, desde la poca experiencia de la crítica, puedo decir que a nivel más extenso podría ser una historia interesante.
  • EduArdoREduArdoR San juan de la Cruz XVI
    editado febrero 2013
    Parece que tenemos aquí un amante de la lucha republicana contra las violaciones de la moral e integridad causados por el franquismo.
    Debo confesar que las influencias descritas corresponden totalmente con lo que me había figurado a la lectura del texto, que logra con bastante suerte abrir el paladar al horror de la represión. La "carta" llama el interés, creando la sensación de insatisfacción al finalizar el relato por no profundizar en dicho elemento principal del breve escrito, aún así creo que, desde la poca experiencia de la crítica, puedo decir que a nivel más extenso podría ser una historia interesante.

    Hola, Sandra. Si te ha gustado este relato te animo a que leas más escritos de Barrikada. Yo he leído más de uno de gran calidad. Escribe muy bien esta chica. Es una lástima que lleve un tiempo sin aparecer por aquí. Pero seguro que volverá :p
  • barrikadabarrikada Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado abril 2014
    EduArdoR escribió : »
    Tanto tiempo lleva aquí este relato tan bien narrado, y ni un solo comentario :(

    Pues este tendrá que ser el primero ¿no? :D Como he dicho; muy bien narrado, como todo lo que he leído de Barrikada.

    Y ahora te quiero preguntar, ¿ese Miguel que aparece en el relato tiene que ver con tu paisano Miguel Hernández? Es una lástima que las atrocidades de la guerra, la hambruna de la posguerra y la adversidad de la cárcel, nos haya privado de la madurez de un gran poeta :(

    15/15 (bueno, pues he cumplido al fin con la promesa ;) ).
    No había leído el comentario Eduardor, disculpas por mi torpeza. Gracias por tus palabras, son muy amables. Realmente el nombre de Miguel no fue escogido por ese motivo, pero como bien comentas, su inmensidad es incalculable aún habiendo sido privado de la vida tan joven. Gracias por mantener vivo este sueño, un verdadero gusto!
  • barrikadabarrikada Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado abril 2014
    Neverwinter escribió : »
    De acuerdo con el comentario anterior, perfectamente narrado. Y crea mucha empatía con los personajes, hace compartir el mal cuerpo que deja el que no haya podido recibir la carta. Buen relato.

    Gracias por estas palabras Neverwinter, son muy generosas. Espero que hayas disfrutado con el relato. Abrazos!
  • barrikadabarrikada Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado abril 2014
    Parece que tenemos aquí un amante de la lucha republicana contra las violaciones de la moral e integridad causados por el franquismo.
    Debo confesar que las influencias descritas corresponden totalmente con lo que me había figurado a la lectura del texto, que logra con bastante suerte abrir el paladar al horror de la represión. La "carta" llama el interés, creando la sensación de insatisfacción al finalizar el relato por no profundizar en dicho elemento principal del breve escrito, aún así creo que, desde la poca experiencia de la crítica, puedo decir que a nivel más extenso podría ser una historia interesante.

    Me posiciono en ese sector de pensamiento, pero tampoco me gusta el maniqueísmo del que muchas veces se abusa para hacer referencia a republicanos (buenos) y nacionales (malos) En este caso, me sentía más cómodo en el bando colorao, pero perfectamente podría haberse dado en la otra parte de la trinchera.

    Como bien dices, la historia está por concluir... Tengo varias ideas, pero en esta parte me seducía la idea de darle todo el protagonismo a la incertidumbre.
    Gracias por leer y escribir, un placer!
  • barrikadabarrikada Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado abril 2014
    EduArdoR escribió : »
    Hola, Sandra. Si te ha gustado este relato te animo a que leas más escritos de Barrikada. Yo he leído más de uno de gran calidad. Escribe muy bien esta chica. Es una lástima que lleve un tiempo sin aparecer por aquí. Pero seguro que volverá :p
    Gracias de nuevo por estas palabras EduArdoR, aunque debo decirte que no soy una chica... Ya estoy de nuevo por aquí. Gracias por tu interés!
  • EduArdoREduArdoR San juan de la Cruz XVI
    editado abril 2014
    barrikada escribió : »
    Gracias de nuevo por estas palabras EduArdoR, aunque debo decirte que no soy una chica... Ya estoy de nuevo por aquí. Gracias por tu interés!

    jaja Sorry. Te hacía chica por tu nick acabado el "a" :o

    Yo tampoco creo en eso del bando bueno y del bando malo. No sé quien dijo aquello de "en las dos Españas sólo encuentro desdichados por igual". Eso me parece a mí también. No comulgo con aquello de que en la Guerra Civil el bando bueno era el Nacional y el Republicano el malo, y ciertos demócratas nos están haciendo ver lo contrario :( Quiero creer que había razones más que de sobra para pertenecer a un bando u a otro, y que ningún delito cometido tiene justificación.

    Volviendo al relato, y al pensar de nuevo en Miguel Hdez., me consuela al menos pensar que su culpabilidad sólo fue ideológica, y que si perdió la vida, fue por la insalubridad de los centros penitenciarios de la posguerra. Todo un alivio que aún permite honrarlo en nuestra memoria.
  • barrikadabarrikada Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado abril 2014
    Mientras haya gente que lo tenga en su memoria y su obra se mantenga vigente, estará más que vivo, será inmortal. Y hoy por hoy, su obra y su vida es un legado más que necesario.
  • Nae SirudNae Sirud Juan Boscán s.XVI
    editado abril 2014
    Hola. Llevo un par de días por aquí y es uno de los textos que más me ha gustado. Solamente se me escapa el sentido de la frase "Atisbando el espectro del penal" pero la escena se visualiza muy bien.

    ¿Se trata de un texto acabado, o el comienzo de un relato más extenso?
  • barrikadabarrikada Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado mayo 2014
    Hola Nae, gracias por leer y comentar. Es posible que haya veces que uno resulte un poco barroco cuando intenta expresarse y esa expresión quede poco clara. Bueno, podría ser el comienzo de algo más, es cierto, queda saber qué contenía la corta... Pero realmente ahí se quedó. Lo dicho, un placer. Nos leemos amiga.
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com