¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

El arte de injuriar

juanchojuancho Francisco de Quevedo s. XVII
editado enero 2013 en Denuncias y Querellas
En estos días, se está haciendo moneda corriente en el foro la crítica malsana y corriente.
Sería falso decir que no molesta una crítica de ese tipo.
Molesta pero no incapacita.
Es fácil tener dos o tres nicks y con uno de ellos abominar de lo que no nos gusta. Solo por el simple hecho de que no nos simpatiza alguien, o porque lo leen más que a los demás, porque es popular o porque escribe mejor.
El autor o autora de las críticas, se escuda en su anonimato y tiene claro que su capacidad intelectual está muy por encima de los que son objeto de sus críticas. Es más considera que esas personas están vedadas totalmente para escribir algo de valor.
En particular acepto las opiniones positivas o negativas, en la medida de lo posible trato de no degradar el nivel de las opiniones.
Lo que lamento es la falta de ingenio, la simplicidad y por lo menos la demostración de un nivel superior respecto a lo criticado.
El solo atinar a decir: “no me gusta esta basura”. No desmerece la crítica. La degrada.
Les dejo este interesante articulo referido al tema.

Sobre el difícil arte de injuriar


Observamos que en el lenguaje corriente cada vez se usan con más frecuencia las expresiones más subidas de tono. Igualmente acaece en la literatura, e incluso en las películas, de las cuales es buena muestra la que se pasó recientemente por televisión, titulada «El poderoso influjo de la Luna». En lo que antes se llamaba la palabra soez, los epítetos escatológicos, las imprecaciones, corresponden a una rara violencia verbal. Pero, a la vez, observamos que raramente estas injurias poseen ingenio o gracia, puesto que se trata realmente de una agresión imprecatoria frontal, la mayoría de veces explosiva, casi biológica. No pertenecen, desde luego, al arte de injuriar que han tenido a través de la historia tantos y tan inquietantes maestros.
Jorge Luis Borges, en su pequeño ensayo sobre este «Arte de injuriar», reporta algunas maestrías de la vituperación y la burla. Por ejemplo, aquella sangrienta frase del doctor Samuel Johnson, el inolvidable humanista erudito, malhumorado lexicógrafo y divertido personaje de la literatura inglesa del siglo XVIII, quien espetó, supremamente impertinente, a un contradictor: «Su esposa, caballero, con el pretexto de que trabaja en un lupanar, vende géneros de contrabando». Pero, según Borges, la injuria más espléndida que conoció se debe al poeta colombiano Vargas Vila, sobre el poeta peruano José Santos Chocano: «Los dioses no consintieron que Santos Chocano deshonrara el patíbulo muriendo en él. Ahí está vivo, después de haber fatigado la infamia».
Y para aumentar el juego mordaz de esta frase añade Borges «que esta injuria es más singular si consideramos que es el único roce del autor con la literatura». Con lo cual, en brevísimas líneas, Borges maneja, a su vez, la perfidia más penetrante contra Vargas Vila, poeta afectado y malsano.
El escritor alemán Heinrich Heine ha sido uno de los hombres más mordaces, de un diente ceñudo y hostil, como es tan frecuentemente el de los intelectuales. Sostuvo una polémica con el conde Platen, homosexual, aunque autor de unos admirables «Sonetos venecianos», que todo se ha de decir. El conde de Platen, fustigado como un elegante lebrel, contestó como pudo a los trallazos de Heine. Éste replicó suavemente: «El conde de Platen, a quien prefirió tener como enemigo de cara que como amigo por la espalda...». En Heine, la mordacidad era algo natural. Del poeta Alfred de Musset, que fue su amigo, pero cuya poesía no apreciaba, dijo: «Todo el mundo tiene alguna debilidad y Musset es un vanidoso. Su vanidad es uno de sus cuatro talones de Aquiles». Y a la condesa de Hasonville, que le desagradaba, la describió así: «Se parece a la Venus de Milo por muchas cosas. Es increíblemente vieja, no tiene dientes y manchas amarillas le recubren el cuerpo». Nuestro Siglo de Oro tuvo algunos maestros de la injuria, empezando por don Francisco de Quevedo y acabando por su invariable víctima, Luis de Góngora, que no le iba a la zaga y era quizá todavía más elegante y venenoso.
Pero la injuria política como catarsis, como un intento de higiene moral, la han usado magistralmente los franceses. Ellos han sido maestros en el arte de la dialéctica y la polémica, del epíteto y de la burla. La crítica en Francia tuvo siempre una claridad dura e hiriente y un genio inconcebibles. Rivarol decía del vizconde de Mirabeau, tribuno eminente: «Por dinero es capaz de hacerlo todo, incluso una buena acción». Y el mismo Rivarol, en una crítica sobre el pesado y denso filósofo Condorcet: «Escribe con opio sobre hojas de plomo». Pero siempre que se me ocurre poner un ejemplo de feroz libertad de expresión, acudo a León Daudet.
Durante treinta y cinco años, los artículos de este periodista monárquico, patriota, libérrimo en la expresión, fueron un ejemplo de la más afilada agresividad. La antología de sus artículos políticos pone los pelos de punta. Clemenceau, presidente del Consejo de Ministros, es «una calavera esculpida en un cálculo biliar». Aristide Briand, ministro de Asuntos Exteriores, «educado en un lupanar, rufián desde la adolescencia, ultraje público al pudor en sus años adultos, renegado siempre, tiene una tendencia natural, seguramente innata, a no conocer más que el derecho común». El que sería presidente de la República Francesa, Paul Doumier, se le aparecía como «una pequeña larva política que tiene el aire, fisica y moralmente, de haber sido cogida entre dos puertas». Del presidente de la República, Armand Fallières, aquel gascón alto y grueso, algo bovino, proclamaba: «Su lugar está en el mercado. Ha sido hecho para ser palpado, sopesado, luego atado a una soga, conducido al matadero, ¡ay!, despedazado, vendido, hervido y comido». Alexandre Millerand, que también presidente de la República, se le antojaba un «un tigre perdido en una pastelería» y sostenía que «a su paso se impone gritar: «¡Al ladrón, al ladrón!». Raymond Poincaré era «el enano de Lorena», y el general Percin le parecía, con irresistible comicidad, «una cacerola la que jamás había visto el fuego». La antología de Daudet sería infinita. Se nos dirá que León Daudet, era truculento, desagradable, excesivo. Ahora bien, cuando estuvo exiliado en Bruselas, la petición de indulto iba encabezada por el presidente Poincaré. Y seguían las firmas de la mayoría de sus víctimas, que se disputaron el caballeresco y peligroso honor volverle a tener en Francia.
Nos damos cuenta, por lo tanto, de que el arte de la injuria puede ser brutal corrosivo, pero también para ser eficaz ha tener ingenio y elegancia, Si necesariamente tenemos que injuriar —cosa que parece que está en el espíritu humano, aun yo no lo apruebe— hagámoslo, por lo menos, con una cierta intención ingeniosa. Cuando existe libertad, a veces es bueno crear un clima del cual nazcan conciencias atemorizadas no sólo por la revelación de la verdad, sino por el terror al ridículo. Aunque hoy el ridículo se soporta con bastante estoicismo, pues puede más el amor a la poltrona y a las fructíferas vanidades del mando. Y así, la injuria ha perdido matices, penetración e ingenio. Ha dejado de aquel arte literario que encanta a Borges para convertirse en lenguaje normal y corriente, ineficaz, por lo repetido. Ha desaparecido, por lo tanto, la intención catárquica de admirar y divertir con el ingenio, para convertirse en una costumbre grosera, en una especie de automatismo verbal, en unas muletillas empobrecedoras. De Quevedo a hoy hemos perdido mucho léxico y casi todo el ingenio.

Néstor Luján
(El Heraldo de Aragón, 06.11.84)
(Remitido por Antonio Casao)

Comentarios

  • amparo bonillaamparo bonilla Bibliotecari@
    editado noviembre 2011
    Este temita está muy apropiado y como no quiero que me pongan falta, pues ahí voy de cabeza.:eek::):D además que no tengo nada mejor que hacer, ando de locha hoy;):):)

    A veces creo viendo los comentarios de algunos que entra y salen del foro, que no es que sean muy duros, sino que aqui en particular no estamos acostumbrados a que nos digan cosas un poquitin duritas, no sé como será en otros foros a veces me dan ganas de curiosear, pero las trifulcas igual no me gustan.:eek:

    Bueno en el caso particular que en los último dias se viene presentando, creo que a veces es más el berrinche que hacemos los otros foreros que los propios afectados, pues he visto que ellos en particular toman bien las cosas sin tantos bombos y platillos, le damos demasiada importancia y por eso se agradan las críticas y se va haciendo más grande el pleito, pues ya lo toman como algo personal y nos vamos con toda contra la persona, que ya sale es a defenderse de los ataques personalizados.:rolleyes:

    Como siempre, siendo imparcial con unos y otros, creo que no deberiamos darle más importancia de lo que tiene ciertos comentarios, coger lo que nos sirva y lo que no, pues desecharlos y seguir como si nada.:)

    Es cierto que no soy la más idónea para dar consejos ya que mis comentarios nada aporta a ninguno de los que aqui escriben, algunas veces hasta me abstengo de hacerlos, cuando no tengo confianza con los foreros, porque sólo digo cualquier payasada, que los que no me conocen pues ahí formarian un tierrero.:eek:

    Como no todos piensan como yo, de pasar de largo si algo no les gusta, pues en mi caso particular aprecio mucho lo que todos escriben ya sea bueno, regular o malo, pues creo que es el deseo de todos de ser leidos, algunos desean mejorar para seguir, más que estamos rodeados de juventud impetuosa, que a veces se las creen saber todas, pocos de pronto escucharan consejos, más sin embargo estan en un cosntante aprendizaje y dependiendo de como se les diga las cosas se sentiran motivados o de plano una sola palabra les bajará la moral que ni ganas tendrán de voverlo a hacer.:cool:

    No se si lo que digo tendrá relación con el tema, a veces me voy por las ramas, bueno eso era todo por el momento, creo;):):):):D:D:p
  • MoniqueCortazarMoniqueCortazar Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado noviembre 2011
    excepto el pequeño fragmento que dice:
    "homosexual, aunque autor de unos admirables Sonetos venecianos"

  • editado mayo 2012
    Para los que se quieran educar en el noble arte del insulto brillante recomiendo dos libros, El arte de insultar por Schopenahuer , y El diccionario del diablo de Ambrose Bierce.

    Desde luego, como siempre afirmo, lo que mas los va a inspirar es encontrar comentarios de idiotas educados.

    Como este humilde servidor...
  • AuxiAuxi Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado mayo 2012
    Tal vez lo malo es que los más educados seamos los idiotas que ¿insultamos? No sé, puede que solo digamos la verdad y se vea como un insulto.

    Leeré algo de lo que dices,todo no que es demasiado, tengo muchas otras cosas por leer, no como la mayoría de los que escriben aquí que no leen ni han leido nunca.
  • editado mayo 2012
    Lea a Schopenahuer a ver si puede subir su nivel, puede que pase de ser una idiota ignota a una idiota ilustre.
  • ArroyoArroyo Juan Boscán s.XVI
    editado mayo 2012
    lindemann escribió : »
    Lea a Schopenahuer a ver si puede subir su nivel, puede que pase de ser una idiota ignota a una idiota ilustre.


    Hasta en la idiotez hay niveles. ¡ Muy bueno !.

    Saludos.
  • ArroyoArroyo Juan Boscán s.XVI
    editado mayo 2012
    Juancho me ha parecido formidable el texto que nos traes sobre el "arte de injuriar", porque se trata de un verdadero arte literario y no creer que la vulgaridad que ha vertido una persona en este foro alcanza esa categoría.
    ¡¡Una buena lección !!

    Saludos.
  • juanchojuancho Francisco de Quevedo s. XVII
    editado mayo 2012
    Arroyo escribió : »
    Juancho me ha parecido formidable el texto que nos traes sobre el "arte de injuriar", porque se trata de un verdadero arte literario y no creer que la vulgaridad que ha vertido una persona en este foro alcanza esa categoría.
    ¡¡Una buena lección !!

    Saludos.

    Hola Arroyo

    Vaya, este texto lo pegué en noviembre del 2011. Como dije al comienzo aquel que critica debe por lo menos tener mayor capacidad intelectual que aquel que es objeto de las críticas.

    Pero…

    Para los visitantes recientes:

    En aquella época una idiota pretendía convertirse en la censora oficial de todo lo que se escribe y deja en este foro. Por ahí surgieron sus áulicos los cuales se congraciaron con ella.

    Aquella idiota en su lenguaje común y usual solo maneja expresiones como: “caca”, “hortera”, “mierda”, “basura” y otras flores con las que adorna sus “valiosas criticas”.

    En lo personal me sentí molesto por el ensañamiento con personas que escriben con sinceridad, algunos muy bien, otros no tanto. Pero aquella actitud destructiva y malsana es lo condenable de esta historia.
    Aquella idiota deambula por aquí pretendiendo ser el faro que ilumina con su sabiduría al resto de personas que vienen a compartir sus textos y sus conocimientos con los demás. Sabiduría que solo consiste en decir: “caca”, “hortera”, “mierda”, “basura”.

    Lo único que demuestra es la amargura de aquella persona que es pisoteada en su trabajo y maltratada o ignorada en su hogar. Solo una persona así, puede comportarse de esa manera. Aquí tiene el anonimato para vomitar sus lindezas.

    Saludos
  • editado mayo 2012
    Esa pobre mujer vive en la mente de Juancho sin pagar alquiler.
  • IgnoriaIgnoria Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado mayo 2012
    Hola.
    Hasta las leyes aprecian enormemente injuriar con arte. Un ejemplo:
    Si eres denunciado por una mujer a la que has llamado "ninfómana", posiblemente consiga que te condenen por un delito de faltas. Ahora bien, si le dices "tienes furor uterino" la cosa cambia.

    Mar furiosa.
  • SalvadorgaviotaSalvadorgaviota Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado mayo 2012
    juancho escribió : »
    Hola Arroyo

    Como dije al comienzo aquel que critica debe por lo menos tener mayor capacidad intelectual que aquel que es objeto de las críticas.
    Saludos

    ¿Y quién determina la capacidad intelectual? Quizás el criticado, quizás el crítico, o quizás....¿el resto de los foreros?. :cool::cool::cool:

    Y una cosa más que me sugieren tus palabras: de repente descubrimos que Auxi (al pan, pan y al vino, vino, que las indirectas me molestan) es.....Vargas Llosa:D.
    ¿Seguiríais diciendo lo mismo?
    ¡¡¡¡Banead a Vargas Llosa (Auxi) que nos insulta!!!!

    ¿Le banearían los moderadores?
    ¡¡¡¡¡ Oh Dios Mio, como vamos a banear a Vargas Llosa, con la elegancia con la que escribe la palabra "mierda" en este foro !!!!

    Todos haciendo reverencias...:D:D

    Saludos.
  • editado mayo 2012
    Al parecer la palabra mierda funciona, porque García Márquez tambien ganó un premio Nobel usándola al final de El Coronel no tiene quien le escriba.

    Bueno, entonces ya sabemos que la nena en cuestión a base de mierda puede ser el próximo premio nobel de literatura.

    Aleluya!
  • SalvadorgaviotaSalvadorgaviota Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado mayo 2012
    lindemann escribió : »
    Al parecer la palabra mierda funciona, porque García Márquez tambien ganó un premio Nobel usándola al final de El Coronel no tiene quien le escriba.

    Bueno, entonces ya sabemos que la nena en cuestión a base de mierda puede ser el próximo premio nobel de literatura.

    Aleluya!

    Mira Cela. A base de cipotes y pajas.
    Si es que los caminos del Nobel.....son insondables.
    :D
  • SinrimaSinrima Miguel de Cervantes s.XVII
    editado mayo 2012
    lindemann escribió : »
    Al parecer la palabra mierda funciona, porque García Márquez tambien ganó un premio Nobel usándola al final de El Coronel no tiene quien le escriba.

    Bueno, entonces ya sabemos que la nena en cuestión a base de mierda puede ser el próximo premio nobel de literatura.

    Aleluya!

    Lindemann, me encanta tu ironía , con toques de mordacidad, para quien los merece. También la mierda tiene sus niveles de uso.

    Saludos.
  • juanchojuancho Francisco de Quevedo s. XVII
    editado mayo 2012
    lindemann escribió : »
    Esa pobre mujer vive en la mente de Juancho sin pagar alquiler.

    Mi mente no acepta ese tipo de inquilinos.
    En computación existe el término “memory dump”, el cual significa en la jerga: “volcado de memoria ”. No creo que al hacer un “dump” de mi mente aparezca ese ente. Al hacer un dump de mi mente, es probable que se encuentren: sueños, tristezas, alegrías, sabanas revueltas, algún preservativo sin usar, flores quizás y un rio.
    Pero no lo que mencionas.
  • juanchojuancho Francisco de Quevedo s. XVII
    editado mayo 2012
    Ignoria escribió : »
    Hola.
    Hasta las leyes aprecian enormemente injuriar con arte. Un ejemplo:
    Si eres denunciado por una mujer a la que has llamado "ninfómana", posiblemente consiga que te condenen por un delito de faltas. Ahora bien, si le dices "tienes furor uterino" la cosa cambia.

    Mar furiosa.

    Es lo mismo decir: “hijo de mujer de dudosa reputación” que lo otro…
    Pero suena más elegante.
  • juanchojuancho Francisco de Quevedo s. XVII
    editado mayo 2012
    Salvadorgaviota escribió : »
    ¿Y quién determina la capacidad intelectual? Quizás el criticado, quizás el crítico, o quizás....¿el resto de los foreros?. :cool::cool::cool:

    Y una cosa más que me sugieren tus palabras: de repente descubrimos que Auxi (al pan, pan y al vino, vino, que las indirectas me molestan) es.....Vargas Llosa:D.
    ¿Seguiríais diciendo lo mismo?
    ¡¡¡¡Banead a Vargas Llosa (Auxi) que nos insulta!!!!

    ¿Le banearían los moderadores?
    ¡¡¡¡¡ Oh Dios Mio, como vamos a banear a Vargas Llosa, con la elegancia con la que escribe la palabra "mierda" en este foro !!!!

    Todos haciendo reverencias...:D:D

    Saludos.

    Vamos Salvador, somos humanos, Vargas Llosa también usa el inodoro como el resto. Seguro igual tiene sus atisbos de impertinencia. Lo cual lo hace candidato a un baneo.
    A mi Vargas Llosa me agrada literariamente, pero en política tiene una trayectoria tan retorcida como la cola de un puerco. (opinión muy personal).
    Saludos
  • editado mayo 2012
    Bueno, solo falta la palabra de Auxi a ver que piensa de toda esta mierda...no?
  • SinrimaSinrima Miguel de Cervantes s.XVII
    editado mayo 2012
    Estoy de acuerdo contigo sobre Vargas Llosa.

    Y añado que, la gente idiota o ignorante, no se iguala con escritores de la talla de Vargas Llosa, o de Quevedo, o de Góngora o de Valle Inclán, por solo utilizar la palabra "mierda"; hacen falta otras muchas cualidades literarias de las cuales esa persona insulsa e ignorante, carece por completo.

    Son comparaciones fuera de lugar.

    Saludos, Juancho.
  • SalvadorgaviotaSalvadorgaviota Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado mayo 2012
    Sinrima escribió : »
    Estoy de acuerdo contigo sobre Vargas Llosa.

    Y añado que, la gente idiota o ignorante, no se iguala con escritores de la talla de Vargas Llosa, o de Quevedo, o de Góngora o de Valle Inclán, por solo utilizar la palabra "mierda"; hacen falta otras muchas cualidades literarias de las cuales esa persona insulsa e ignorante, carece por completo.

    Son comparaciones fuera de lugar.

    Saludos, Juancho.

    Pero tu no sabes si Vargas Llosa anda en algún foro, tocándole las narices al resto de foreros, en sus ratos libres, con cualquier pseudónimo. ;)

    La historia está llena de grandes artistas que eran malas personas. La calidad literaria y la calidad humana son cosas diferentes, y a veces no tienen nada que ver.

    Un saludo.
  • editado mayo 2012
    No podría estar más de acuerdo con la gaviota aerofóbica, malas personas hay muchas y se ven todos los días, ahora; si encuentro que una mala persona -a mi juicio- es un gran artista literario, pues me quedo con la parte creadora de esta persona y no trato de poner en una balanza su vida personal contra su vena artística, cuando existen personas que pueden ejercer la corrupción política toda su vida pero nunca serán capaces de escribir un buen libro.
  • amparo bonillaamparo bonilla Bibliotecari@
    editado mayo 2012
    Saco en conclución que hasta para injuriar hay que tener estilo..........mucho estilo:):p:D
  • ArroyoArroyo Juan Boscán s.XVI
    editado mayo 2012
    amparo bonilla escribió : »
    Saco en conclución que hasta para injuriar hay que tener estilo..........mucho estilo:):p:D


    Amparo, ¡¡excelente conclusión!!.

    Saludos.
  • DragonDragon Lope de Vega s.XVII
    editado mayo 2012
    Jajajajajaja, gaviota aerofóbica, pido disculpas, pero me ha hecho reír con ganas y me he despertado de golpe.
    Para críticar, hay que saber y para saber, hay que aprender.
  • SalvadorgaviotaSalvadorgaviota Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado mayo 2012
    Dragon escribió : »
    Jajajajajaja, gaviota aerofóbica, pido disculpas, pero me ha hecho reír con ganas y me he despertado de golpe.
    Para críticar, hay que saber y para saber, hay que aprender.

    Si, jejejeje. Así era en el libro. La gaviota tenía más miedo que verguenza. Pero después... ¡vuela de la leche!:D
    Saludos
  • PerplejoPerplejo Fernando de Rojas s.XV
    editado enero 2013
    lindemann escribió : »
    Para los que se quieran educar en el noble arte del insulto brillante recomiendo dos libros, El arte de insultar por Schopenahuer , y El diccionario del diablo de Ambrose Bierce.

    Desde luego, como siempre afirmo, lo que mas los va a inspirar es encontrar comentarios de idiotas educados.

    Como este humilde servidor...

    Muy divertido. Gran hallazgo.

    Diccionario del Diablo, Ambrose Bierce
  • RegísimaRegísima Fernando de Rojas s.XV
    editado enero 2013
    En estos días, se está haciendo moneda corriente en el foro la crítica malsana y corriente.
    Sería falso decir que no molesta una crítica de ese tipo.
    Molesta pero no incapacita.
    Es fácil tener dos o tres nicks y con uno de ellos abominar de lo que no nos gusta. Solo por el simple hecho de que no nos simpatiza alguien, o porque lo leen más que a los demás, porque es popular o porque escribe mejor.
    El autor o autora de las críticas, se escuda en su anonimato y tiene claro que su capacidad intelectual está muy por encima de los que son objeto de sus críticas. Es más considera que esas personas están vedadas totalmente para escribir algo de valor.
    En particular acepto las opiniones positivas o negativas, en la medida de lo posible trato de no degradar el nivel de las opiniones.
    Lo que lamento es la falta de ingenio, la simplicidad y por lo menos la demostración de un nivel superior respecto a lo criticado.
    El solo atinar a decir: “no me gusta esta basura”. No desmerece la crítica. La degrada.
    Les dejo este interesante articulo referido al tema.

    Esto es el pan de cada día en todos los foros.

    El multinick o clonado es más despreciable aún que el troll -que por lo menos la tarea de acabar con un tema o con el sitio mismo es honesta por evidente.

    Siempre va a haber gente cobarde pretendiendo pisotear para sanar su mediocridad. Habría que exhibirlos.



    Saludos.
  • ro08maro08ma Garcilaso de la Vega XVI
    editado enero 2013
    Auxi escribió : »
    Tal vez lo malo es que los más educados seamos los idiotas que ¿insultamos? No sé, puede que solo digamos la verdad y se vea como un insulto.

    Leeré algo de lo que dices,todo no que es demasiado, tengo muchas otras cosas por leer, no como la mayoría de los que escriben aquí que no leen ni han leido nunca.

    jajaja, ya hasta le iba a dar reputación, pero creo que el tiro saldría por la culata..:D:p

    (Me muero de la risa, jamas había visto reputación negativa en el foro.):D
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com