¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

Rol transilvano: la historia de un baile mortal

Suara BaalSuara Baal Juan Boscán s.XVI
editado abril 2013 en Rol
ROL FIESTA TRANSILVANA



Hoy es día 12 de diciembre del año 2012.
En el buzón de tu casa aparece una carta, se te antoja extraño ya que no esperabas ninguna. Es un sobre antiguo, con un sello desconocido, una dirección escrita en una letra pequeña casi ilegible y estilizada. Tiene algunas manchas de tinta como si la persona que lo hubiese escrito no hubiese puesto demasiada atención.
Al llegar a tu casa, decides abrir el frágil sobre. El perfume te embriaga nada más tomar el papel y desdoblarlo.
La carta dice lo siguiente.

Fiesta nocturna Transilvana

Ha sido invitado por la anfitriona, Elma Frankenstein.

Para acudir a la fiesta nocturna transilvana en el famoso castillo de Drácula.
Esta es una noche de baile, alegría y gozo
por lo tanto esperamos que su estancia sea de lo más grata
y que nos recomiende a sus más allegados.
Lamentablemente no nos hacemos responsables de sus
objetos perdidos de su seguridad o incluso de que
alguno de los canapés le pueda resultar indigesto.

Espero que esta noche mágica e imprevisible disfrute
de la elegante velada acompañada o en solitario.

Así pues rogamos que tras confirmar
su asistencia forme parte
de este irrepetible acontecimiento.

Me despido cordialmente hasta nuestro encuentro.

Firmado, Elma Frankenstein
«13456719

Comentarios

  • solitohumorsolitohumor Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado abril 2011
    capas participe

    saludos
  • Suara BaalSuara Baal Juan Boscán s.XVI
    editado abril 2011
    Hola.

    Este es un rol donde los personajes participan, si nos quieres saludar, alzo en el tema rol Transilvano. Donde podrás leer las normas. Solo podrás participar si creas un personaje. Gracias.
    Un saludo.;)
  • Suara BaalSuara Baal Juan Boscán s.XVI
    editado abril 2011
    Una carroza se aproxima a vuestra casa, es una carroza oscura, de color negro azabache como sus caballos y el atuendo del cochero.
    Es extraño que en el siglo 21 aún se estilen este tipo de transportes.
    También os percatáis de que los pocos transeúntes que pasan por la calle a esas oras de la noche, se percaten de ello. Una extraña niebla os envuelve a ti y a la carroza.
    El hombre de aspecto humano os hace una señal, se apea y os ayuda a subir con una grata reverencia.

    Ya en el interior, admiráis el lujo que lo embarga, los asientos están revestidos de forma que os hayáis cómodos. Una pequeña lampara ilumina la estancia.
    El cochero hace trotar a su hermosos corceles y os conduce, a cada uno por separado en diferentes carrozas, a una gran mansión, dudas de cuanto tiempo a transcurrido.

    Lo único que sabéis es que os hayáis a las puertas de una gran mansión, tras la cual se avista un gran castillo. Tan majestuoso que cortaría la respiración de un no muerto.

    El jardín, donde ahora os hayáis al descender del carruaje, es tan hermoso y tan bien cuidado que os da miedo tocar nada. Numerosas estatuas con forma de ángel decoran el bello lugar, mientras que unos recién podados setos forman un laberinto singular. Parece ser que no os va a quedar más remedio que cruzarle para llegar allí. Al iluminarse la luna en el cielo estrellado, las nubes se aclaran y la misteriosa niebla desaparece, veis que pequeñas luces como luciérnagas iluminan los caminos de ese extraño laberinto.

    Reparáis en los otros, el grupo se compone de dos distinguidos caballeros uno rubio aspecto alemán, el otro moreno, aspecto seductor. Y tres mujeres, tan bellas como distinguidas. Una morena, de tez blanquecina, otra de pelo rojizo y de aire sabio y culto, otra de pelo cobrizo y que viste de manera provocativa.

    El silencio reina en la noche, faltan media hora para la media noche, hora en que empezara la fiesta. Y el extraño y exótico laberinto es lo único que os separa de una noche de diversión.

    Imagen del castillo
    castillo-bram.jpg

    Jardín

    Gamberaia115.jpg
  • Hace algunos días recibí una carta de invitación para ir a un baile al castillo de Drácula, con el solo nombrecito se me puso los pelos de punta, pero como me gustan los retos y las cosas sobrenaturales, vi la oportunidad de tener una noche única y espectacular, pues pienso que allí podré conocer gente muy interesante.

    Tengo poco tiempo para escoger que traje me pondré. Tiene que ser algo espectacular, que llame la atención de los demás invitados. Por eso me fui de compras al selecto almacén de alta costura, donde cobran solo por pisar la entrada, pero la ocasión ameritaba algo especial, sin importar el precio.

    En la invitación no especificaban como debería de ir vestida, por poco y creía que era una fiesta de Halloween, pero tampoco hablaba de disfraces, entonces me decidí, por un vestido, corto, entallado, que me dejara los hombros al descubierto y más arriba de las rodillas. La falda con algo de vuelo, que se movía al compás de mí caminar, me pareció un traje apropiado para la ocasión, donde resaltaba mis encantos. Pues el corpiño, ajustaba mis senos a la perfección, moldeándolos y haciéndolos resaltar, con el color del vestido. Me compré unas sandalias plateadas, de tacón, que estilizaban más mis piernas, completaban el atuendo con un collar y unos aretes. Herencia de mi madre, que sólo los utilizo en ocasiones muy especiales, como esta. Igualmente fui a un salón a que me arreglaran las uñas y me hicieran un lindo peinado, la ocasión lo merecía, no quería dejar ningún cabo suelto. Me coloque por encima una fina chalina de cachemira, no me fuera a resfriar.

    Ya lista, parecía un figurín, me veía espectacular. Faltando poco más de media hora, un carruaje antiguo, con caballos negros, como de los cuentos de terror aparcó frente a mi casa y el cochero se bajó a abrirme la puerta. Tenía aspecto de ultratumba, vestido todo de negro, pero muy formal, me hizo una reverencia y me ayudó a subir al carruaje, todo calientito de asientos mullidos y cómodos, con una lámpara que iluminaba su interior. Me senté relajadamente, mientras el cochero me trasladaba, por lugares que no pude ver, pues el coche estaba completamente cerrado. Cuando llegamos, el cochero, abrió la puerta y me dio su mano para descender, frente a mi había un jardín, hermoso, el cual teníamos que pasar para llegar al castillo, que se veía a la luz de la luna, fantasmagórico como en los cuentos de terror.

    Había otras personas allí, todas muy bonitas y de diferentes especies, por lo que pude percibir en el ambiente, la noche prometía grandes sorpresas.
  • DragonDragon Lope de Vega s.XVII
    editado abril 2011
    La invitación ponía que la fiesta era en un castillo;nada más y nada menos que el castillo de Drácula.No podía desaprovechar la ocasión y si el hombre ese tenía razón,talvez ahí podría encontrar al amo.La invitación no iba dirigida a ella precisamente,pero los dioses ese dia se habían reunido para que ese borracho se hubiese sentado a su lado en el bar y que por descuido de él,se le cayera el sobre del bolsillo.
    Unnnnn.....tendría que buscar algo que ponerse.Algo más.... en condiciones;no todos los dias se iba a una fiesta,aunque fuera para buscar a un amo.Miraría en el baúl,a ver que había ahí.Ahhhhh!!!Este vestido era perfecto,sólo lo había usado una vez en el Baile de la Reina Victoria y estaba como nuevo.¿ No sería demasiado antiguo ?Bahhhh,lo antiguo ahora estaba de moda y le haría unos arreglillos.
    Perfecto!!!!Le sentaba como un guante y no era demasiado anticuado después de todo,ni demasiado atrevido.Largo hasta los pies,ajustandose a la altura del pecho,haciendo que este quedara resaltado,( demasiado para su gusto,pero había que hacer un esfuerzo ),de manga corta,color verde parduzco.Se puso unas sandalias de tacón alto.Menos mal que le habían enseñado a andar con ese tipo de zapato,no todos los dias se veía a un dragón en tacones.Si la viera su tio!!!!Unos pendientes de esmeraldas y el conjunto en si no estaba mal del todo.Huyyy,no,que estos humanos les gusta el perfume,pues un poco de sándalo,que para la noche es el olor por excelencia.
    La invitación ponía que a las 23:30,una carroza pasaría a recogerla.Le hizo gracia lo de la carroza,no veía una desde finales de siglo.Sería como recordar viejos tiempos.Puntual llegó la carroza,al mando de un hombre de aspecto lúgubre,vestido de negro,haciendo juego con la carroza y sus caballos.El hombre lúgubre se apeó y me ayudó a subir a la carroza.Ya dentro,me percato de lo lujosa que és.Noto un cosquilleo en el estómago,son los nervios que están jugando,como si este fuese un parque infantil.No puedo ver por que calles vamos,las ventanas están con cortinillas negras hechadas.Hay demasiado negro en todo esto.Por fin llegamos,y el hombre lúgubre se apea de nuevo para ayudarme a bajar.
    Al bajar,me enuentro ante un castillo colosal,rodeado de jardines perfectamente cuidados.A mi lado están dos hombres.Uno rubio,el otro moreno,que miran con cierto aire de temor al castillo.Sentadas sobre un banco de piedra,veo a dos chicas.Una blanca como las nubes, de aspecto sombrío,la otra de pelo de color fuego y algo... ¿ provocativa ?Estos humanos!!!!
    Empiezo a arrepentirme de haber venido,es todo demasiado...oscuro.Hasta la luna se ha puesto de gala y está algo oscura.Bueno,ya estoy aquí,no hay vuelta atrás.A ver que dá de si la noche.
  • editado abril 2011
    Anyka había recibido días atrás una extraña invitación para una fiesta en el castillo de Drácula, “bueno, en uno de tantos”, pensó ella cuando leyó por primera vez aquella tarjeta. Ahora estaba lista con un vestido de noche de Giorgio Armani color rojo y negro que le quedaba perfectamente entallado haciendo resaltar sus curvas. Tenía un pronunciado estraple y el corpiño de color negro. La falda era larga hasta el suelo con una pronunciada abertura a su lado izquierdo. Zapatos negros, muy altos de Manolo Blahnik. Su cabello estaba recogido en la parte de adelante y completamente suelto atrás. Como complementos solo llevaba una pulsera de plata en su mano derecha y unos pendientes que hacían juego. Estaba terminando de maquillarse cuando una carroza llego a recogerla. Tomo su abrigo y salió a la fría noche.

    Cuando estaba en la carroza no pudo evitar pensar en su época de juventud, así era como se movilizaba con su familia el día que murieron. En una lujosa carroza... Algo de tristeza entro en su corazón y la alejo en el acto, pensando que ahora, las cosas han cambiado, ya nadie se transporta así. Solo se ven en lugares turísticos o en bodas. La gente le encanta salir en sus flamantes vehículos que en su momento ni siquiera existían. “los tiempos han cambiado mucho”, pensó. Y eso era algo bueno, en algunos aspectos.

    Cuando al fin llego al castillo observo a las personas que también se estaban apeando en ese preciso momento. Todo el mundo se miraba con malicia y una sonrisa en el rostro. Anyka no sabía si era hipocresía o sinceridad, pero igual de momento no importaba mucho. Así que se sentó en un banco de piedra mientras miraba hacia adelante, percibiendo que la niebla que cubría el lugar se disipaba y mostraba un jardín, un laberinto y al final el castillo. En esas llego una joven algo nerviosa y junto con ella y otros invitados inicio el viaje hacia este misterioso lugar. Donde la noche prometía una interesante velada y su curiosidad por saber quiénes eran las misteriosas personas que la acompañaban crecía a cada paso que daba.
  • Christian_GlaceChristian_Glace Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado abril 2011
    "Estando en la base pasando perezosamente el tiempo, llaman al timbre, al subir, me encuentro a mi repartidor de pizza, el cual me da las 4 pizzas que había pedido, y una carta que le habían dado para que me entregara, leo la carta y decido ir para saber de que trata.

    Decido asistir a la fiesta pero no me molesto en buscar algo especifico, al fin y al cabo, que mejor traje de gala que una levita militar de la segunda guerra mundial.


    [ocultar]SCCaptain%20Jack%20Harkness.jpg[/ocultar]

    En un ultimo momento, decido llevar la pistola Blaster y el destornillador sonico por si hubiera algún problema ademas de mi infalible colt anaconda ademas de una caja de municion.
    [OCULTAR]5248388colt_anaconda.jpg[/OCULTAR]

    llegado el momento, subo al carruaje"


    -Ah los clásicos, en esa época si que se vivía bien, sin tanto humo ni tanta basura.

    "me siento y al llegar a la mansión y ver a mas gente decido presentarme"

    - Me llamo Jack, y para vosotros, es un placer conocerme.
  • OcatoOcato Pedro Abad s.XII
    editado abril 2011
    Que curiosa es la vida...

    Acabo de llegar al apartamento que habia alquilado hace cosa como de un mes despues de haber estado visitando los monumentos de paris durante un par de dias, y al llegar me encuentro con una invitacion a una especie de fiesta, pero la invitacion decia que vendrian a recojerme a las 23:30 de hoy y ya eran las 23:00 por lo que no tendre tiempo de cojer ningun traje de gala ni nada, bueno supongo que da igual ya que la invitacion no lo especifica.

    Estando en la calle espero a que venga el carruaje, cuando llega el sentimiento que transmite es justo el que me esperaba, sombrio, cuando me subo subo los pies al asiento de al lado y me dispongo a echar una siesta hasta que llegue.

    Cuando por fin se paro y me vaje del carruaje me encontre a un grupo de jente muy variopinto, una vampiresa, un humano, una maga, y una mujer de una especie que no puedo reconocer pero que esta claro que no es humana.

    Parece que la fiesta esta a punto de empezar...
  • Christian_GlaceChristian_Glace Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado abril 2011
    //ocato, me pregunto como sabe tu personaje diferenciar entre humanos, brujos, vampiros e incluso la dragona si todos tienen forma humana//
  • Suara BaalSuara Baal Juan Boscán s.XVI
    editado abril 2011
    Jack es el primero en presentarse, parece amistoso, tranquilo, parece divertirse,

    Pero nadie dice nada, todos parecen demasiado impactados por lo que están viendo sus ojos.

    Empieza a refrescar, y ya han pasado 10 minutos, quedan 20 para la media noche, y aún os queda camino hasta la entrada de la mansión.

    Avanzáis unos pocos metros y llegáis a claro a una fuente, iluminada por unos focos que permite daros completa visibilidad de vuestro entorno.

    Jack observa de repente que una de las estatuas que estaba en la entrada por donde habéis pasado ya no esta. Aún os quedan tres fuentes más para llegar.

    weeping_angel.jpg

    5691073498152173.jpg
  • Suara BaalSuara Baal Juan Boscán s.XVI
    editado abril 2011
    Christian_Glace escribió : »
    //ocato, me pregunto como sabe tu personaje diferenciar entre humanos, brujos, vampiros e incluso la dragona si todos tienen forma humana//

    Esas anotaciones por favor en el tema rol transilvano
    gracias
  • Christian_GlaceChristian_Glace Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado abril 2011
    //lo siento dragon pero no me gusta que manejen a mi personaje//

    Al darme cuenta del movimiento de la estatua digo en voz alta:

    -Genial chicos, tenemos compañía, lo que veis como estatuas se llaman ángeles llorosos, y son letales, no apartéis la mirada, no les toquéis, no dejéis de mirarles, no pestañeéis y sobre todo, no les miréis a los ojos.
  • editado abril 2011
    Cuando estábamos caminando por el laberinto un chico se presento. Su nombre es Jack y por su presentación pude notar que es bastante presumido. Eso es lo que pasa con los chicos que se creen muy lindos. Humanos al fin y al cabo. Claro que este tiene algo especial, parece que ha vivido más cosas que un humano normal. Bueno, también pueden ser solo suposiciones mías. Quien sabe… Luego se presentó Alina, se veía tranquila y altanera por un momento. Algo que me causo mucha gracia.

    Luego Jack nos advirtió sobre los Ángeles llorosos. Nunca los había visto, pero desde luego había escuchado hablar de ellos... Si así empezamos creo que la noche será bastante interesante.

    Yo me acerque a la chica de cabello rojizo y unos hermosos ojos verdes, no era para nada humana, había magia en su interior. Y es bueno estar rodeada de esta energía, claro dependiendo de cómo la utilice, porque si se pone en contra tuya puede ser bastante peligroso.

    En el ambiente se podía percibir algo de tención, ya que todos éramos de especies diferentes, eso se podía notar en el aire y en la expresión de cada uno. Esperemos que ninguno sea un cazador, no quiero matar a nadie esta noche, o tal vez sí… Todo depende…

    Mientras seguíamos caminando rumbo al castillo, decidí presentarme tras observar una de las fuentes, les dije: “mi nombre es Anyka, espero pasemos una buena noche y no intenten matarme en unas horas. Creo que podemos llevar la fiesta en paz sin hacernos daño”. Sonriendo con la mirada fija en cada uno de ellos note que la tención iba desapareciendo o al menos eso es lo que se percibía.
  • Al caminar hacia la entrada del jardin, pude ver variedad de personajes, todos muy excéntricos y contritos, parecian más de pantalla de televisión que de la realidad, claro que yo no me quedaba atrás, pues sabía que estaba espectacular.

    Oí con interés lo que el chico que me llamó la tención decia sobre las estatuas llorosas, a mi lado iba una de las invitadas, muy simpatica ella, pero le note su aire de ultratumba, parecia tener miles de años encima, que por supuesto no se le veian, pues era despampanante.

    También me llamó la atención otra chica muy joven y timida, elegante y con ganas de acercarse a mi chico, claro, quien no, con esa pinta, llamaba la atención de todas las féminas de la fiesta, la competencia estaría reñida, para atraer su atención.

    Pero eso no me preocupaba, pues sabía que mis atributos no pasaban desapercibidos para nadie.

    Igual que hizo la chica, yo tambien dije mi nombre, para todos en general, con una gran sonrisa en mi rostro, pues siempre me he caracterizado por ser alegre, asi que allí no iba a ser la excepción, además que pienso que las fiestas son para pasarla bien.

    así que a lo que venimos y a esperar como pinta la noche.
  • Christian_GlaceChristian_Glace Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado abril 2011
    -Veamos gente, tenemos 30 minutos para llegar a la fiesta, propongo coger un atajo. Este laberinto esta hecho de hierba asi que lo mejor que podemos hacer es simplemente atrabesarlo dirección al castillo.

    Dicho esto, saco la pistola blaster y disparo a la pared del laberinto que esta en dirección a la mansión. Tras disparar, un cuadrado del muro de 2X2 metros desaparece en un haz de luz azul.


    Mirando al grupo, especialmente al otro chico digo.

    - Alguien viene conmigo? Lo podemos pasar muy bien.
  • AljanAljan San juan de la Cruz XVI
    editado abril 2011
    Yo estaba leyendo las Rimas de Bécquer cuando llegó el correo. Lentamente dejé el libro sobre mi sillón, abrí la puerta de mi chalé y me dirigí tranquilamente hacia el buzón, disfrutando del cálido aire matinal. Solo tenía una carta y era un sobre bien lacrado, pulcro, con arie antiguo, intrigado lo cogí, volví al sillón y la abrí...Recuerdo que mientras la leía mi rostro reflejaba extrañeza pero cuando acabé afloró de mis labrios una sonrisa...Una fiesta en el Castillo de Drácula...Las fiestas son lugares ideales para crear alianzas bondadosas y beneficiosas o bien para forjar amenazas, sobre todo en el Castillo de Drácula, el famoso vampiro. En cualquier caso pasaría un buen rato. Inmediatamente subí a mi habitación, me puse unos pantalones negros, zapatos negros, camisa blanca y traje negro impoluto de gala. Me coloqué mi amuleto bajo la ropa, mi pistola en la funda sobaquera, por si acaso. Mi reloj de plata de ley y mi pajarita de los días de fiesta en los que cortejaba a las damas completaron el conjunto.

    Esperé hasta la hora de la citación y, ante mi impresión, una extraña carroza negra acudió a recibirme. Aquello no me causaba buena espina pero, como decía mi padre, ´´Nada ha de darte miedo. Ten presente que la Fuerza de los Cielos mora en tu interior. No temas a nada porque nada puede derrotarte´´. Sonreí ante su recuerdo...A él sí le derrotaron...

    Con esos pensamientos y otros me subí a la siniestra carroza, un mayoral de negro, con aspecto fantasmal me abrió la puerta y pasé a un interior impresionantemente lujoso. Lentamente y con un traqueteo y un relincho la carroza comenzó a avanzar. Sentía como un nerviosismo de alerta, como antes de una batalla, tenía la mano derecha sobre la culata de mi Flecha Sagrada pero no necesité usarla porque, tras el viaje que me pareció largo quizá por la situación de alerta, me bajé y me encontré frente a un inmenso laberinto que franqueaba la entrada de un hermoso castillo. El funesto mayoral se despidió y yo traté de atisbar la solución a aquel enmarañado laberinto memorizando los caminos que, creía, podían ser correctos. Miré mi reloj. Aún tenía algo de tiempo así que me interné sin dudarlo con el camino de salida más o menos claro.

    ´´Izquierda primera...dercha segunda...¡Ah!´´ Frente a mí me encontré un enorme agujero humeante en el seto, como abierto a fuego, que llevaba directamente hacia la entrada...´´Mucho más sencillo´´ Me dije y caminé a través del orificio cuando empecé a ver movimiento. Parecía que había más invitados ya.

    Eran varios y me parecieron muy interesantes. Un hombre con una levita militar que me inspiró confianza, varias chicas bastante monas, sobre todo una que llamó poderosamente mi atención, una rubia, que tenía los ojos verdes, en su interior latía una poderosa esencia que no sabía idenficiar pero que me parecía potencialmente benigna...o maligna...Luego mi mirada alcanzó a un tipo rubio y sentí ganas de desenfundar el arma. Un Akuma, un demonio dentro de un hombre...Pero aquel parecía diferente. Parecía tener dominada su naturaleza. Me prometí que no haría daño a nadie a no ser que fuera necesario así que sonreí y puse mi encantadora imagen.
    Me acerqué a ellos.

    ´´Buenas noches a todos, damas y caballeros.´´

    peter-morgan-escribira-james-bond.jpg
  • Christian_GlaceChristian_Glace Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado abril 2011
    Vaya vaya, que tenemos por aqui? hola buenorro, te as perdido? si quieres puedo indicarte el camino a mi habitacion.

    Recompongo el seto dejando separados al grupo de mi y quedandome a solas con el nuevo.

    Lo siento chicos pero esto es privado, nos vemos mas tarde.
  • Suara BaalSuara Baal Juan Boscán s.XVI
    editado abril 2011
    En mitad del susto, las presentaciones y el aviso de Jack sobre las estatuas, veis que se os acerca un hombre de porte serio, atractivo, su aura emana paz y tranquilidad, para desagrado de unos y agrado de otros. Os hayaís en mitad del jardín y gracias al agujero que Jack abrió tenéis frente a vosotros a 10 metros la siguiente fuente.
    En cuanto aquel hombre se presenta, 4 estatuas se hayan a vuestro alrededor, no se mueven, son de piedra, al parecer, pero antes no estaban ahí.

    Posiciones

    FUENTE/---10 METROS/JAKE Y JACK/ ALEXANDER/ ALINA,FEDORA ANYKA/ 3 METROS/ 4 ANGELES EN FILA A LA MISMA ALTURA.
  • Suara BaalSuara Baal Juan Boscán s.XVI
    editado abril 2011
    Jack y Jake os encontráis solos al otro lado del muro, solo os faltan 10 metros y llegareis a la segunda fuente iluminada con lamparas y fuegos vosotros estáis inmersos en una semi oscuridad.

    Al otro lado las chicas se miran unas a otras confusas mientras no se percatan de que los ángeles se mueven cada ver que no son observadas. Lentamente hacia ellas.
  • Christian_GlaceChristian_Glace Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado abril 2011
    -Hola, me llamo Jack, por que no damos una vuelta por este precioso laberinto de estatuas semiasesinas?

    Guardo la Blaster y uso el destornillador sonico para iluminar el camino.
  • editado abril 2011
    Tras la invitación del simpático Jack para ahorrarnos la larga caminada y segura perdida por el laberinto. Tomamos un atajo que amablemente el chico abrió a nuestro paso. Sin embargo yo empecé a sumergirme en mis pensamientos, en los recuerdos que tenia de mi antiguo amor. Seguro no le hubiese gustado para nada estar aquí, el era de los que pensaba que uno solo debería relacionarse con su propia especie. Nunca pude entender porque no le gustaba mezclarse con otras especies, cuando él era un erudito en el tema y conocía demasiada gente influyente. Gracias a él y a esos “contactos” pude sobrevivir cuando lo capturaron. Siempre pensaba en todo e hizo que me volviera desconfiada y prevenida. No obstante, últimamente estaba cansada de andar de un sitio a otro y tal vez por eso me anime a venir a esta reunión, quien sabe ahora que lo pienso bien espero no sea una mala idea haber dejado mi cómodo aislamiento…

    Estaba completamente ida en mis pensamientos cuando escuche la voz de un apuesto caballero que nos saludaba. Vaya la noche se iba poniendo interesante, al menos este no parecía nada presuntuoso, más bien misterioso y eso es un gran desafío.

    En ese momento nos rodean 4 estatuas de piedra y mi primer impulso es salir corriendo y llegar de una vez por todas al castillo. Sin embargo, hago caso al consejo de Jack y no las miro, pero siento que las estatuas se acercan más. Le doy una mirada por lo bajo a Fedora y Alina, haciéndole señas de que mantengan la mirada apartada de sus ojos y mientras miro a mí alrededor. No logro ubicar a los chicos. Así que decido dar un paso al frente y siento que me quedó congelada…
  • DragonDragon Lope de Vega s.XVII
    editado abril 2011
    Jack,amablemente nos ahorra algo de camino y yo decido seguir a las chicas.Me siento observada,pero intento no hacer mucho caso.Distraigo mi mente pensando.Observo a las personas que van comigo.Fedora se le ve simpática,Anika es muy guapa y en cuánto a los chicos...mejor los conozco un poco más.De pronto escucho una voz detrás de nosotros.Me giro para ver quién era y me encuentro a un apuesto caballero.No me dá más tiempo en observar nada más,pues nos encontramos entre cuatro estatuas de piedra.Anika nos hace señales a mi y a Fedora de que no miremos las estatuas.Siento un escalofrío recorriendo mi cuerpo.Vuelvo a mirar atrás y no veo a los chicos.Decido dar unos pasos hacia delante,pero no consigo dar ni un paso,mi cuerpo me pesa.
  • Yo veo que las chicas estan como prevenidas por las estatuas, pero a mi no me preocupa, pues la quintaesencia que manejo, me matiene inmune a estas sensaciones, puede percibir que se engarrotan y no sé si ayudarla o que hacer, pues no me quiero delatar delante de los otros invitados, aunque ellos han desaparecido, Jack, está abriendo camino por el laberinto con los otros chicos, el último que llegó se ve más relajado, tiene pinta de gentleman.

    Al mirar para todos lados que nadie nos mira, las tocó imperceptiblemente, para hacer que el miedo que sienten, las distensione un poco y poder seguir nuestro camino hacia el castillo, que se ve más cerca.

    Las estatuas se nos acercan pero no nos hacen daño, estan a prudente distancia de nosotras, creo que es por mi energia oscura que se mantiene prudentes, no sé que pensar, lo importante es poder continuar hasta el castillo, cada vez estoy más ansiosa de que empiece la fiesta.
  • Suara BaalSuara Baal Juan Boscán s.XVI
    editado abril 2011
    La estatuas se acercan a vosotras sin que podáis apreciar sus movimientos.

    La frágil luz que os permitía contemplarlas se apaga como una frágil llama.

    En ese mismo momento Fedora siente como unos brazos la presionan el cuello, son estatuas, su tacto es el de una estatua, no hay aliento, pero ahora te tiene cogida por la cintura y el cuello. No ves nada.

    Alina ve irse la luz y de repente dos manos le tocan el hombro, y acto seguido te arrinconan contra el seto.
    Apenas puedes moverte, las dos manos de la estatua, te aprisionan y te hacen un daño lacerante en las muñecas.

    Alexander es arrinconado por una de ellas y poco o nada puede hacer por ayudarlas.

    Anyka, te mueves mejor en la oscuridad, no ves muy bien pero sientes sus movimientos, de alguna forma esquivas el ataque de una de esas estatuas, en un parpadeo te ha parecido ver quieta a una de ellas mostrando los dientes, destruyendo por completo el bello aspecto de ángel que tenían, ahora parecen demonios. Esquivas hasta que otra te sujeta por detrás, te alza del cuello, sabes que no puede ahogarte, porque no necesitas respirar, pero el cuello se resiente.
  • AljanAljan San juan de la Cruz XVI
    editado abril 2011
    Me dirigía a saludar a las hermosas damas, sobre todo a una, cuya mirada me inspiraba fascinación y miedo por igual pero entonces el hombre del abrigo militar se me acercó y me saludó de una manera bastante original, luego recompuso el seto que había desmaterializado ante mi impresionada mirada, dejándonos aislados del resto. No pude por menos que saludarle.


    --Saludos, mi nombre es Jake, Jake Angelus. Encantado de conocerle, Jack pero...¿sería tan amable de explicarme el significado de sus palabras mientras caminamos? Y si nos sobra tiempo ese dispositivo que ha sacado también despierta curiosidad.

    Le sonreí amistosamente. Separado por un seto de tan bellas mujeres tenía que conformarme con la compañía de aquel extraño y divertido hombre.
  • Christian_GlaceChristian_Glace Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado abril 2011
    Encantado Jake, este artefacto, como tu lo as llamado, es una pistola Blaster, tiene varias funciones utiles, puede recortar objetos e incluso puede desnudar a la gente.

    Caminando por el laberinto junto a jace llendo a la fuente iluminada de farolillos.

    Lo que decia de las estatuas es facil, son estatuas solo cuando las miran, cuando nadie las mira se mueven, pero rara vez matan tranquilo.

    Cojo 2 de los farolillos y vuelvo por donde he venido, saco la blaster y vuelvo a quitar el arbusto que separa el grupo de nosotros viendo la escena.

    Vaya, me despisto un momento y os encuentro en brazos de otros.

    Coloco los dos farolillos de manera que todos los angeles queden iluminados.

    Por suerte chicas, aqui esta el Capitan Jack para salvaros.
  • OcatoOcato Pedro Abad s.XII
    editado abril 2011
    Nos encontramos frente un laberinto de setos bellamente decorado que conduce a la entrada de la mansion, cuando nos adentramos un poco Junto a una de las fuentes nos encontramos con una estatua de un algel que parece estar llorando...

    Jack nos dice que es una especie de criatura, que solo se mueve cuando no la miramos, despues amablemente se ofrece para acortar el camino usando una especie de pistola futurista ¿el resultado? un agujero en el seto perfectamente cuadrado, cuando volvemos a ponernos en camino por detras nuestra aparace el que parece ser otro invitado.

    Se presento como Jake y parecio llamar la atencion del otro hombre del grupo ya que volvio a la otra parte del seto y volvio a sellarlo diciendo como excusa que "Lo siento chicos pero esto es privado, nos vemos mas tarde." cuando las chicas y yo nos dimos la vuelta nos encontramos con 4 de esas estatuas de angeles, despues se fue la luz de los farolillos y estas por lo visto se empezaron a mover, creo que han agarrado a alguna de las chicas, una me acorrala pero cuando esta a poca distancia apollo una pierna en ella y la echo al suelo rompiendola.

    "Venga ya, si solo son estatuas cuando las vemos, se rompen igual"

    De repente el seto vuelve a desaparecer y entra Jack con 2 farolillos diciendo: Vaya, me despisto un momento y os encuentro en brazos de otros.Ilumina la zona y vuelve a decir:Por suerte chicas, aqui esta el Capitan Jack para salvaros.

    "Para empezar podias haberte quedado."
  • Christian_GlaceChristian_Glace Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado abril 2011
    Mi querido amigo, si me quedo, no consigo el fuego, que es un tipo de energia que los angeles no pueden absorber. Por cierto, no intentes romperlos, cualquier intento de cargartelos y podrias acabar en el siglo 20 y azme caso, nadie en su sano juicio querria volver a pasar por esas modas, por no decir el horror musical que supone.

    Me pongo en el centro, viendo a las 4 estatuas.

    Chicos, no dejeis de mirarlas, pero, nunca a los ojos.

    Angeles llorosos, os doy la opcion de dejarnos marchar, si no lo haceis, me vere en la obligacion de poneros a las 4 mirandoos unas a las otras. Ocultare el fuego un segundo, y si para cuando lo destape, no habeis soltado al grupo. Preparaos para conocerme enfadado, y estad seguros de que me enfado cuando llego tarde a una fiesta, sobre todo, si hay gente tan guapa en ella.
  • Suara BaalSuara Baal Juan Boscán s.XVI
    editado abril 2011
    Cuando la luz se apaga y la oscuridad entra de nuevo en escena,

    se hace el silencio.

    Las chicas notan como la presión que atenazaban sus cuerpos desaparece

    y notan como se alejan esas inquietantes presencias.

    Al encenderse la luz, las 4 estatuas permanecen quietas en una hilera, todas

    iguales.

    Incluso la que Alexander daño esta ahora reparada en el mismo lugar que las

    demás.

    Además, 2 más se han añadido, y todas os miran, quietas, con un brazo y su

    respectiva mano extendidas.

    De repente unas voces al unisonó resuena como un eco fantasmagoría y

    monocorde.

    -Invitación por favor, enséñenos su invitación.

    Silencio.

    -La carta con la invitación, por favor, luego sujétense a nosotras.
  • Christian_GlaceChristian_Glace Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado abril 2011
    me acerco al 1º angel lloroso y de doy la invitacion.

    Veis? asi es mas facil!
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com